Mantequilla y colesterol: ¿es buena para la salud?

¿La mantequilla es tan mala para la salud como hemos escuchado siempre? Unos 100 gramos de mantequilla aportan alrededor de 215 miligramos de colesterol, además de vitaminas A y D, entre otros nutrientes. La grasa saturada de la mantequilla se ha relacionado con el aumento del colesterol malo y con el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos. Los expertos recomiendan reemplazar la mantequilla por aceite.
29 de julio de 2016
Etiquetas
mantequilla y colesterol

La mantequilla aporta colesterol, por lo que se trata de un alimento que se debe tomar con moderación o, mejor aún, sustituirlo por aceite de oliva virgen extra | Taidoh (CC by 2.0, Flickr)

Tomar unas rebanadas calientes de pan con mantequilla en el desayuno es para muchos una costumbre que no cambiarían por nada, un auténtico placer matutino. Para otros, sin embargo, la mantequilla mejora absolutamente el sabor de cualquier plato, desde unos macarrones hasta unas humildes patatas o un sándwich mixto. Ahora bien, es de sobra sabido que la mantequilla no goza precisamente de una buena fama en lo que respecta al cuidado de la salud.

Durante décadas, hemos escuchado que las grasas saturadas no son buenas y que la mantequilla debería evitarse o ser excluida en una dieta saludable. Pero ¿cuánto hay de cierto o de erróneo en estas palabras? ¿Tiene la mantequilla cabida en nuestra dieta? ¿Es mejor eliminarla para mantener a raya el colesterol? Para que te hagas una idea, 100 gramos de mantequilla contienen, aproximadamente, 215 miligramos de colesterol

¿La mantequilla es mala para la salud?

«Come mantequilla y no te preocupes por el colesterol». Esa sería la noticia que haría que más de uno diera saltos de alegría.

Hay disparidad de opiniones en cuanto a qué cantidad de grasa saturada, las que están presentes en la mantequilla, se debe consumir. Este tipo de grasa incrementaría el colesterol malo, pero también aumentaría el colesterol HDL («el bueno»). Cuando sus niveles son altos, el colesterol «malo» tiende a acumularse en las arterias, elevando el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos.

Algunos estudios científicos sostienen categóricamente que las grasas saturadas son perjudiciales para la salud, y aconsejan utilizar aceite de oliva en lugar de mantequilla para cocinar. Sin embargo, todavía hay quien, tomando como referencia ciertos estudios, defiende que no existe evidencia clara y sólida que respalde la recomendación de restringir esas grasas de la dieta.

Pero no todas las grasas saturadas son malas para la salud…

Resulta simplista y un poco engañoso decir que todas las grasas saturadas son malas, puesto que algunas podrían tener incluso efectos beneficiosos, del mismo modo que también lo sería afirmar que «ya se puede comer mantequilla de nuevo sin ningún temor». Más que en qué se elimina de la dieta, habría que prestar atención en con qué reemplazarlo.

Entre la mantequilla, la grasa saturada y el colesterol malo existe un vínculo estrecho. No obstante, son necesarias investigaciones más específicas acerca de los diferentes tipos de grasas saturadas, y en concreto sobre la mantequilla. Esto significa que no podemos sacar conclusiones precipitadas de estudios preliminares que no son definitivos aunque sí interesantes y alentadores.

Los investigadores advierten del peligro que entraña hacer afirmaciones como que podemos volver a consumir mantequilla sin riesgo alguno en base a un estudio. Por lo tanto, no deberíamos tener la impresión de que no hay riesgo al comer mantequilla partiendo de la idea de que las grasas saturadas no son tan malas como se creía.

En Muy en forma | 10 alimentos para bajar el colesterol

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.