La frambuesa, rica en propiedades medicinales y nutricionales

Las frambuesas aportan numerosas propiedades medicinales y nutricionales y tienen un color muy llamativo y un sabor exquisito, de ahí que sean tan apreciadas en gastronomía. Son fuente de numerosos nutrientes, tales como vitamina C, ácido fólico, fibra, potasio y magnesio. Una ración de frambuesas de 100 gramos aporta unas 50 calorías, lo que las convierte en una estupenda opción a la hora de adelgazar y bajar de peso.
20 de mayo de 2016
Etiquetas
frambuesa propiedades

Las frambuesas destacan por sus propiedades nutricionales | Santi (CC by 2.0, Flickr)

¿Quién podría decir «no» a un puñado de frambuesas? La fresa del bosque, como también es conocido este suculento fruto, o científicamente como Rubus idaeus, despierta y deleita los sentidos con su extraordinario sabor (con matices ácidos), su goloso aroma y su llamativo color purpúreo.

La frambuesa procede del norte de Asia y Europa Oriental, pero su cultivo se ha extendido a un gran número de países europeos. Esta hermosa a la par que delicada fruta constituye un ingrediente muy popular en repostería o pastelería. Básicamente, se utiliza para decorar y enriquecer mousses, tartas y otros postres.

Propiedades nutricionales

Tabla nutricional (por cada 100 gramos de frambuesas): 
Calorías50
Hidratos de carbono (g)12,0
Proteínas (g)1,2
Grasas (g)
└ de las cuales, saturadas (g): 0,0
0,7
Fibra alimentaria (g)7,0
Magnesio (mg)22
Hierro (mg)0,7
Calcio (mg)25
Vitamina A (IU)33
Vitamina C (mg)26,2
(g = gramos, mg = miligramos, mcg = microgramos). Fuente: USDA.

Las frambuesas son mucho más que un bocado exquisito y atractivo a la vista, ya que esconden un gran número de nutrientes esenciales para el organismo. Pueden estimular el apetito, contribuyen a mejorar nuestra salud y hasta prevenir ciertas enfermedades que nos aquejan en la actualidad.

Sobre todo las frambuesas destacan por su potente acción antioxidante, que les confiere la vitamina C, el ácido elágico y los flavonoides, compuestos fenólicos responsables de su bello color. Estas sustancias ayudan a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y degenerativas, e incluso cáncer.

Recordemos que la vitamina C favorece la absorción del hierro, por lo que se asocia a la mejora y/o prevención de la anemia ferropénica. Al ser ricas en dicha vitamina, las frambuesas están indicadas en situaciones en las que se ven aumentados los requerimientos de la misma (tabaquismo, embarazo, lactancia, sida…). También contienen ácido fólico o folatos, de ahí que sean un alimento a tener en cuenta por las mujeres embarazadas para evitar malformaciones congénitas en el feto.

La presencia de vitamina A (en forma de carotenos) en la composición de las frambuesas las hace adecuadas para mantener una vista sana. Además de aumentar la agudeza visual, el consumo de frambuesas podría contribuir a prevenir la ceguera nocturna, las cataratas y la pérdida de visión, entre otras enfermedades oculares.

Son fuente de potasio y magnesio, minerales que intervienen en el funcionamiento del sistema nervioso, en la contracción muscular y en el ritmo cardíaco. La ingesta de frambuesas es recomendable para los hipertensos y las personas que sufren enfermedades de los vasos sanguíneos y el corazón.

Una fruta apta para diabéticos

Quizás pienses que las frambuesas no tienen cabida en la dieta de los diabéticos, pero es justo lo contrario. Las personas con diabetes pueden aprovechar sus efectos positivos sobre los niveles de glucosa en sangre.

Frambuesas: aliadas en dietas para adelgazar

Las frambuesas presentan un elevado porcentaje de agua y un contenido calórico bajo. Unos 100 gramos de frambuesas contienen cerca de 50 calorías. Su riqueza en minerales, vitaminas y antioxidantes, junto a su escaso valor energético, las convierten en aliadas de las dietas depurativas o de control de peso.

Otra de las ventajas de las frambuesas es que están repletas de fibra. Una taza, lo que equivale a unos 125 gramos, proporciona nada más y nada menos que 10 gramos de fibra. Esta sustancia estimula el peristaltismo y facilita la evacuación, permitiendo así eliminar toxinas y depurar el organismo.

La capacidad de la fibra para atrapar el colesterol antes de que el intestino lo absorba beneficia a los afectados por hipercolesterolemia o litiasis renal.

¿A que ahora te comerías un puñado de frambuesas para aprovechar todas sus propiedades saludables? ¡Y es que están riquísimas!

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.