Dolor de mandíbula y cabeza

El dolor de mandíbula ocasional puede obedecer a diversas causas, pero en muchos casos suele ser un síntoma del llamado síndrome de la articulación temporomandibular. Hablamos de un problema que afecta a la articulación que vincula el maxilar inferior y el cráneo. Además de con molestias y sensibilidad en la mandíbula, se manifiesta con dolores de cabeza, dolor en el cuello y la espalda, dolor de oídos…
10 de junio de 2016
dolor de mandíbula y cabeza

El dolor de mandíbula y cabeza afecta a muchas personas y sus causas y tratamientos son diversos | Nicolas P. (CC by 2-0, Flickr)

¿Sufres dolores de cabeza y mandíbula con frecuencia? ¿Te afecta al lado izquierdo o derecho de la mandíbula? ¿También al oído? ¿Te preguntas por qué se producen estas molestias y cómo aliviarlas? Son muchas las personas que experimentan dolor ocasional en la mandíbula y los músculos del cuello y el rostro, acompañado incluso de dificultad para mover la mandíbula y masticar.

El origen del dolor en la mandíbula y las cefaleas podría estar en los denominados trastornos de los músculos y la articulación temporomandibular. Hablamos de problemas que afectan a la articulación temporomandibular (ATM), la encargada de conectar el maxilar inferior con el cráneo y la que permite los movimientos de la boca al masticar o hablar.

Es un tema que suscita controversia entre los investigadores y los médicos, que no consiguen llegar a un acuerdo con respecto a las causas, los síntomas y el tratamiento de las alteraciones temporomandibulares. Por este motivo, la mayoría de personas con disfunción de la ATM acaban consultando a diversos especialistas, entre ellos fisioterapeutas y odontólogos, antes de ser diagnosticados y de recibir un tratamiento adecuado.

Conozcamos ya algunos de los posibles desencadenantes, síntomas y soluciones de los problemas de articulación de la mandíbula.

Causas del dolor mandibular

Aunque no hay consenso sobre su origen o las causas exactas se desconocen, los expertos señalan que en el trastorno temporomandibular (TTM) pueden estar implicados varios factores. Entre los posibles factores que contribuyen a la aparición del dolor de mandíbula se encuentran el estrés y el bruxismo. El hábito de apretar o rechinar los dientes con intensidad y persistencia genera tensión en la musculatura de la mandíbula, pudiendo llegar también a desgastar el esmalte de los dientes.

Otros factores que guardan relación con el trastorno temporomandibular son: adopción de malas posturas, artritis de la articulación, traumatismos de la mandíbula y el cuello, problemas de mordida, dispositivos de ortodoncia, depresión y ansiedad.

Síntomas

Es complicado saber si se sufre un trastorno de ATM, puesto que sus manifestaciones son indicadoras también de otros problemas. Los síntomas más comunes de esta condición incluyen: malestar, dolor o sensibilidad en la mandíbula y alrededor de esta (oídos, cuello…), dolores de cabeza, molestias al morder y masticar, mareos, chasquidos o chirridos al mover la boca y bloqueo de la mandíbula.

Tratamiento

En la mayoría de casos el trastorno temporomandibular no suele durar mucho tiempo y tiende a desaparecer por sí solo o con un tratamiento médico.

Un profesional de la salud debe determinar cuál es el tratamiento más adecuado para cada paciente, el cual se enfocará en aliviar el malestar o controlar los síntomas y restablecer las funciones.

En general, primero se recomiendan medidas tan simples como aplicar calor o frío, evitar movimientos que sobrecarguen la mandíbula (reír, bostezar, mascar chicle…), técnicas de relajación para disminuir el estrés, ejercicios y masajes en los músculos alrededor de la mandíbula pautados por un fisioterapeuta. Además, se podrían prescribir medicamentos para reducir la inflamación y calmar el dolor: antiinflamatorios no esteroides o AINE (paracetamol, ibuprofeno, naproxeno…), relajantes musculares, antidepresivos

El odontólogo podría también sugerir el uso de un protector bucal, conocido como férula, para tratar el rechinamiento de los dientes o el bruxismo y controlar la tensión sobre la mandíbula.

En Muy en forma | Cefalea tensional

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.