¿Cuántas calorías tiene un plato de pasta?

Un plato con unos 100 gramos de pasta, cantidad recomendada para un adulto, aporta alrededor de 350 calorías. A dicha cifra hay que sumarle los ingredientes que solemos incorporar a la pasta: salsa de tomate, verduras, queso, frutos secos, nata, bechamel… Las calorías pueden dispararse hasta las 800 o 900 calorías si no escogemos sabiamente esos extras.
2 de agosto de 2016
Etiquetas,  
calorías plato de pasta

Por culpa de salsas y condimentos, una ración de pasta puede llegar a suponer hasta 900 calorías | Gyduxa (CC by 2.0, Flickr)

Puede que te chifle la pasta pero te preocupe su elevado valor calórico. Quizás estás intentando perder peso pero no consigues sacarte de la cabeza esos deliciosos platos de pasta repletos de calorías que te hacían la boca agua. No te culpamos. ¿Quién puede resistirse a unos espaguetis, unos tallarines o unos macarrones recién hechos bañados en salsa?

Seríamos felices comiendo pasta todo el día, pero a nadie se le escapa que no es una opción muy light. No obstante, no todos los platos de pasta son igual de calóricos. Y es que el tipo de pasta y los ingredientes que le agregamos cuentan, y mucho. Analicemos ya el contenido calórico de un plato de pasta con y sin extras.

La pasta y sus calorías

No podemos negar que un plato de pasta, además de apetecible y exquisito, es muy socorrido cuando no tenemos demasiado tiempo para cocinar o llevamos un poco de prisa. Si has llegado hasta aquí, es porque te estás preguntando a cuántas calorías equivale ese plato de pasta por el que tanto suspiras.

La ración de pasta que se recomienda por persona (medida en seco) oscila entre 75 y 100 gramos. Durante el proceso de cocción, la pasta absorberá líquido y, como es obvio, pesará más: 100 gramos de pasta aportan aproximadamente 350 calorías, de las cuales alrededor del 80% provienen de hidratos de carbono.

Sumando más calorías sin darte cuenta: salsas, aderezos, condimentos…

La cuestión es que, en la mayoría de ocasiones, no tomamos la pasta cocida tal cual, sino que le añadimos aceite, salsas y otros condimentos. Ten en cuenta que un solo gramo de grasa proporciona 9 calorías. Supongamos que agregamos a la pasta una cucharada de aceite de oliva para darle sabor. Ese simple gesto se traduce en unas 130 calorías.

calorías pasta salsa de tomate

La salsa de tomate, aunque suela tener azúcar añadido, es una de las opciones menos calóricas que podemos añadir a nuestros platos de pasta | Muyenforma.com

En el caso de que incorporemos también una lata o un envase pequeño de tomate triturado (unos 150 gramos), el valor energético del plato aumentaría alrededor de unas 30 calorías. El tomate frito y las salsas especiales para pasta (napolitana, siciliana, boloñesa…) son alternativas bastante más calóricas.

Si optamos por unos 100 mililitros de nata en lugar de la clásica salsa de tomate, sumaríamos nada menos que 180 calorías.

Como ves, es fundamental prestar atención a las salsas y a los ingredientes que acompañan a la pasta, ya que influyen notablemente en el valor nutricional y energético del plato.

Tipos de pasta y platos con más calorías

Comparemos ahora las calorías de algunos de los platos de pasta que se consumen habitualmente para saber cuáles son los que más calorías nos aportan.

Por ejemplo, un puñadito de hélices vegetales con un poco de queso fresco, salmón o atún, unos tomates cherry, ajo y un poco de cebollino rondaría las 400 calorías.

Unos espaguetis con frutos del mar (almejas, gambas, mejillones o berberechos…) aderezados con un poco de guindilla y vino blanco proporcionarían unas 380 calorías, algunas menos que la ensalada de pasta.

calorías pasta

100 gramos de tallarines al huevo aportan 359 calorías | Muyenforma.com

Si te decantas por unos macarrones a la boloñesa, es decir, con tomate y carne de ternera picada, el plato superará las 500 calorías. Hay que sofreír la carne con un poco de aceite, por lo que no es posible librarse de esas calorías extra.

¿Y qué hay de la pasta con pesto? ¿Y la carbonara? Que no te confunda el color verde de la salsa pesto, porque no tiene nada de «baja en calorías». Y es que no solo se prepara con albahaca, sino que incorpora una buena cantidad de queso parmesano y piñones. Seguro que tú tampoco eres capaz de concebir una salsa pesto «ligera» sin ninguno de estos ingredientes. En resumidas cuentas, darte el gustazo de comer un plato de pasta con salsa pesto o salsa carbonara supone ingerir casi 600 calorías.

Si piensas que «más es siempre mejor» y añades un sinfín de ingredientes a la pasta, desde salsa a los 4 quesos, chorizo, pollo frito o salsa alfredo hasta una doble o triple ración de algún queso graso (provolone, roquefort, grouyere, gorgonzola…), obtendrás un cóctel de unas 800 o 900 calorías.

¿La pasta integral es menos calórica?

¡Meeeeec, error! Los valores calóricos de la pasta integral son similares a los de la pasta «normal y corriente». Sin embargo, la integral es siempre una opción más saludable por su aporte de fibra e hidratos de carbono de absorción lenta.

En Muy en forma | Mitos nutricionales sobre la pasta

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.