Beneficios del pistacho

El pistacho aporta numerosos beneficios para la salud. Están cargados de nutrientes necesarios para el organismo y son ricos en antioxidantes que ayudan a prevenir diversas enfermedades, incluyendo el cáncer. Su consumo, en cantidades moderadas, se asocia también con un menor incremento del peso corporal.
19 de junio de 2016
beneficios del pistacho

Para aprovechar sus beneficios, el pistacho debe ser consumido crudo, al natural, sin estar frito, y sin sal añadida | Theo C. (CC by 2.0, Flickr)

Oh, los pistachos… Cualquier momento es bueno para disfrutar de este codiciado fruto seco. Son tan adictivos que una vez empezamos a comerlos es realmente difícil parar. Ese sabor suave tan exquisito y esa textura crujiente conquista paladares y hacen que nos olvidemos por un momento de otros aperitivos hipercalóricos que solemos llevarnos a la boca.

Cuando se habla de los beneficios nutricionales de los pistachos o de los frutos secos en general siempre hay una pregunta que ronda por nuestra mente: ¿son tan buenos como dicen o engordan mucho? Unos 50 gramos de pistachos (sin cáscara, 25-30 gramos) proporcionan alrededor de 180 calorías. No dejan de tener una elevada densidad energética. Sin embargo, es importante recordar que un alimento por sí solo no tiene capacidad de engordar o no engordar. La clave está en que comer de todo de manera equilibrada y en las proporciones adecuadas.

Los pistachos se consideran muy nutritivos y saludables y aportan múltiples beneficios a la salud, tanto en hombres como en mujeres (también embarazadas). Consumiéndolos en las cantidades correctas, contribuiremos a que nuestro organismo se mantenga en un estado óptimo. Descubre, a continuación, las propiedades y los efectos positivos de comer pistachos regularmente.

Rico en vitaminas y minerales

El pistacho es fuente de salud; es nutritivo, energético y muy saludable. Es rico en vitaminas E, K B1 y B6, pero también nos ofrece minerales como el potasio, magnesio, hierro, cobre y manganeso. Están compuestos de un 20% aproximadamente de proteínas de origen vegetal, y proveen casi un 30% de hidratos de carbono. Asimismo, gracias a su perfil nutricional, son aliados para el bienestar de la piel y el cabello.

Grasas saludables

Las grasas son el componente mayoritario del pistacho, entre las que predominan las de tipo monoinsaturado (ácido oleico), ácidos grasos que también abundan en el oro líquido más al alcance de nuestro bolsillo, el aceite de oliva.

Bueno para la vista

Destacable es también su aporte de carotenoides o fitoesteroles. Y es que el pistacho puede presumir de ser el fruto seco con mayor contenido en luteína y zeaxantina, dos potentes antioxidantes necesarios para una buena salud ocular. De hecho, la ingesta de pistachos se asocia con un menor riesgo de cataratas, degeneración macular y pérdida de visión, tal y como se refleja en estudios científicos.

Indicar que los antioxidantes de los pistachos podrían prevenir enfermedades crónicas y degenerativas, cáncer incluido.

Aliado del corazón

Los fitoesteroles y las grasas buenas que contiene el pistacho lo convierten en un excelente aliado del corazón. Contribuyen a controlar los niveles de colesterol y la tensión sanguínea y favorecen la salud cardiovascular, previniendo la ateroesclerosis, los infartos y otros problemas de los vasos sanguíneos y el corazón.

Fuente de fibra: saciantes y aptos para diabéticos

La fibra presente en el pistacho ayuda a regular el tránsito intestinal y los niveles de azúcar en sangre. Al tener un bajo índice glucémico, no provoca picos en los niveles de azúcar tras su consumo. Constituye un snack sano que puede ser empleado por los diabéticos para disminuir la alta carga glucémica de otros alimentos.

Pero el pistacho no solo es recurso útil para las personas con diabetes, puesto que, siempre que se incluyan una dieta balanceada y en raciones moderadas, pueden beneficiar incluso a quienes quieren mantener la línea o perder unos kilos. El hecho de que haya que retirar la cáscara de los pistachos hace que comamos de manera más lenta y consciente, a lo que hay que sumar la sensación de saciedad que los pistachos generan. Existen estudios que relacionan el consumo de pistachos con una menor grasa corporal y menor riesgo de presentar sobrepeso u obesidad.

Ahora tienes excusas de sobra para consumir pistachos a menudo y aprovechar al máximo sus propiedades y beneficios. La mejor opción es comer los pistachos sin sal y con cáscara en lugar de fritos, pelados y salados.

En Muy en forma | Propiedades del pistacho

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.