Yoga aérea para mejorar la flexibilidad y llegar a un nivel de relajación supremo

El yoga aérea es una modalidad de yoga que combina técnicas de la gimnasia, el circo y otras artes aéreas. Se trabaja con el llamado yogi sweet, una especie de columpio que incrementa el nivel de relajación
7 de octubre de 2012
Etiquetas

yoga aereo

El yoga se ha popularizado en los últimos años dentro del mundo Occidental, pero comenzó a practicarse en la India hace más de 2.000 años. Cada día son más los que afirman haber conseguido combatir la tensión, el estrés diario e incluso la depresión a través de esta práctica milenaria oriental. Se pueden hacer varias lecturas sobre los beneficios del yoga, pero en términos generales los que lo practican logran mayor bienestar físico y mental.

Como cualquier otra disciplina, constantemente se renueva y modifica las técnicas empleadas para que el reto sea tan original como innovador. Ahora tenemos la posibilidad de practicar otra modalidad de yoga, una variante menos conocida que la clásica. El denominado yoga aérea combina las técnicas tradicionales con las que se utilizan en gimnasia, en el circo y en otras artes aéreas. Consiste en luchar contra la gravedad para fortalecer los músculos y a la vez alcanzar un estado de relajación más profundo.

Es una variación del Samadhi Yoga y surge como alternativa al modelo tradicional, en el que los movimientos y las posturas se desarrollan en el suelo. Su mejor baza es romper con las reglas convencionales, además de aportar mayor diversión e intensidad al ejercicio. En la práctica del yoga áerea se utiliza el llamado yogi sweet, una especie de columpio que tonifica, trabaja la flexibilidad y la cordinación y hace énfasis en el entrenamiento de los abdominales y la espalda.

Balancearse en el columpio también tiene un efecto terapéutico. Además de beneficiarnos de su poder relajante, trabajaremos nuestro centro de estabilidad y mejoraremos la postura. Al enfocar la atención en el esfuerzo y en el deseo de no rendirnos conseguimos canalizar el nerviosismo y la angustia, desviando los pensamientos y las situaciones que alimentan estos estados.

Las clases de yoga aérea tienen una dinámica distinta en función de la habilidad a desarrollar. Unas se centran más en la relajación y en la flexibilidad, y otras en fortalecer los músculos situados en la zona media del cuerpo. La sensación es como si de repente tuvieras alas y te sintieras más libre, como si avanzáramos hacia el bienestar a paso ligero.

Parece que no es la modalidad más recomendable para los que temen a las alturas. O sí, porque quizás pueda ayudarles a superar y vencer el miedo a volar.

Más información | Yoga Aérea
Fotografía | YogaCreativo
En Muy en forma | Bikram Yoga, entrena tu cuerpo y fortalece tu mente

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.