Vitaminas del plátano

El plátano es conocido por su alto valor energético y contenido en potasio, pero también por su aporte en vitaminas: vitamina C, vitamina A y vitaminas del complejo B
18 de noviembre de 2014
Etiquetas,  
vitaminas platano

El plátano, una fruta repleta de vitaminas y propiedades saludables | Muyenforma.com

El plátano es una fruta tropical de gran valor nutritivo y energético, la más consumida y recomendada para deportistas y personas con un nivel de vida activo. Su aporte calórico, algo más elevado que el de otras frutas, le otorga una mala reputación generalizada. Al plátano le precede la inmerecida fama de que engorda, siendo “excluido” como fruta permitida en casi la totalidad de dietas de adelgazamiento que no cuentan con la supervisión de un nutricionista.

Alguna vez habrás oído al entendido de turno afirmar que no come plátano porque es una bomba calórica, o decir que para adelgazar hay que dejar de comer plátano debido a que tiene un montón de azúcar. Es falso que el plátano, en su justa medida, engorda. Tiene un perfil nutricional realmente interesante, produce sensación de saciedad y calma la ansiedad, con lo cual puede ayudar a retrasar el hambre y a favorecer la pérdida de peso. Evitar el plátano y luego tomar un bollo, un refresco o unas patatas fritas light sí es un verdadero sinsentido.

Incluyendo el plátano en nuestra dieta nos aseguramos una fuente de hidratos de carbono simples, fibra dietética, luteína, fósforo, potasio, magnesio y vitaminas muy valiosas para reforzar las defensas. Además de contener minerales que actúan como relajantes musculares e intervienen en la transmisión del impulso nervioso, el plátano aporta otros beneficiosos componentes para depurar el organismo.

Rico en vitaminas

En la composición del plátano predominan las vitaminas del grupo B, sobre todo ácido fólico, vitamina C, vitamina A y, en menor proporción, vitamina E. La vitamina C es necesaria para el crecimiento y la formación de tejidos, colabora con el sistema inmunológico y favorece la cicatrización de heridas. Con su poder antioxidante bloquea el daño causado por los radicales libres que bombardean diariamente nuestras células allanando el camino para que se desarrollen múltiples enfermedades.

El organismo no es capaz de producir vitamina C por sí solo ni puede almacenarla, de modo que resulta imprescindible poner muchos alimentos que contengan esta vitamina en nuestra dieta diaria. Un plátano (100 gramos) proporciona alrededor de 10 miligramos de vitamina C, el 16% de la cantidad recomendada diariamente. Por otra parte, la vitamina A presente en esta fruta (38 miligramos) juega un importante papel en la visión, el crecimiento de los huesos y el aparato reproductor.

Si incorporas un plátano a tus cereales de desayuno o lo tomas a media mañana, sumarás vitamina B9 (también conocida como ácido fólico o folato), una vitamina de vital importancia para todas las mujeres que están en edad fértil y embarazadas. La toma de ácido fólico antes de la concepción y durante la etapa del embarazo ayuda a prevenir anomalías congénitas en el bebé, y también la anemia.

Por último, las vitaminas hidrosolubles B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina) y B6 (piridoxina) concentradas en el plátano en pequeñas cantidades actúan de manera conjunta para transformar los alimentos que consumimos en energía. Además, las vitaminas del complejo B contribuyen en la formación de glóbulos rojos, entre otras de las muchas y relevantes funciones que desempeñan.

En Muy en forma | Propiedades del plátano

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.