» » » Vitaminas del tomate

Vitaminas del tomate

El tomate contiene vitamina C, A, E, K, B1, B2 y B5, además de licopeno, un pigmento vegetal cuyo consumo se asocia a un menor riesgo de padecer cáncer y enfermedades cardiovasculares

25 de agosto de 2013
Etiquetas,  ,  
vitaminas tomate

Además de ser nutritivo y refrescante, el tomate encierra en sí propiedades terapéuticas | Wee K.

Tiñe de rojo multitud de platos de nuestra gastronomía y se degusta en todo el mundo. El tomate es hoy en día un ingrediente esencial en la dieta de la población española, sobre todo durante la temporada estival. Ya sea crudo, frito, triturado formando una salsa o en un gazpacho nos resulta apetecible tanto por su refrescante sabor como asequible precio de venta.

El tomate no solo realza el sabor de nuestros platos, encierra un cúmulo de beneficios para la salud. Es rico en licopeno, un pigmento vegetal con propiedades antioxidantes que le confiere su característico color, el cual contribuye a reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares, según recogen numerosos estudios. A grandes rasgos, todas las variedades de tomate (cherry, pera, cereza, redondo, etc.) presentan semejantes características nutricionales: son fuente de fósforo, magnesio y potasio, entre otros minerales, y contienen vitamina C, A (provitamina A o betacaroteno) E, K, B1, B2, B5.

Un tomate mediano posee aproximadamente 16 miligramos de vitamina C, por lo que puede cubrir alrededor del 30% del requerimiento diario de dicha vitamina. La citada sustancia y los mencionados carotenoides tienen carácter antioxidante, por lo que protegen a las células de los efectos dañinos que ocasionan los radicales libres. Estos son, en parte, los responsables del envejecimiento y la aparición de enfermedades crónico degenerativas.

La vitamina A que contiene el tomate ayuda a mantener la vista en buen estado y a prevenir futuras patologías oculares, tales como la pérdida de visión, las cataratas o el glaucoma. Además, mejora la sintomatología de la vista cansada y la visión nocturna, y contribuye a combatir infecciones oculares como la conjuntivitis.

Comiendo tomate a diario ganas en salud sin descuidar la línea, puesto que es un alimento con bajo valor calórico (alrededor de 20 calorías por cada 100 gramos de ingesta).

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.