Vitamina K: ¿por qué es tan importante?

La vitamina K interviene, sobre todo, en el proceso de coagulación de la sangre. También se relaciona con la formación y el desarrollo óseo
25 de Agosto de 2014
vitamina K

La col fermentada (chucrut) es uno de los alimentos más ricos en vitamina K | Manray3

La vitamina K pertenece al grupo de las vitaminas liposolubles, es decir, las que se disuelven en los lípidos o las grasas. Recibe el seudónimo de “vitamina antihemorrágica” porque está implicada, principalmente, en el proceso de coagulación sanguínea: sin la vitamina K, la sangre no podría coagularse y se producirían hemorragias internas. Pero esta no es la única función que desempeña en nuestro organismo, puesto que también se relaciona con la formación y el desarrollo óseo.

¿Para qué sirve?

Hay algunos estudios que sugieren que la vitamina K podría ayudar a aumentar la densidad ósea y a prevenir la osteoporosis, aunque todavía se requieren investigaciones que confirmen el papel de la vitamina K como método preventivo de la enfermedad degenerativa de los huesos. Además de participar en el metabolismo óseo, la vitamina K influye en la mineralización y asimilación del calcio por el riñón.

Pese a que cada vez es más frecuente encontrar complejos vitamínicos que la incluyen como reclamo, con una dieta variada y equilibrada no hay por qué tener déficit de vitamina K. La deficiencia de llamada fitomenadiona en adultos sanos es un fenómeno poco frecuente debido a la presencia de esta vitamina en muchos alimentos de consumo habitual. No obstante, cuando existe carencia de vitamina K por alteraciones en la absorción de grasa, la toma de fármacos (anticoagulantes, aspirinas, antibióticos…) y otras situaciones de riesgo presenta los siguientes síntomas: coagulación deficiente, sangrados espontáneos y hemorragias.

Pese a ello, insistimos, salvo en recién nacidos, no suele ser habitual el déficit de vitamina K, pero en los citados casos siempre es recomendable consultar al médico por si fuera necesario un aporte extra en forma de suplemento. La ingesta diaria recomendada de vitamina K se establece entre 70 y 140 mg en función de la edad, el sexo del individuo y factores como el embarazo, la lactancia o la enfermedad.

Alimentos con vitamina K

La mejor manera de cubrir los requerimientos diarios de vitamina K es prestándole atención a la dieta, a los alimentos que nos nutren y nos proporcionan energía a diario. ¿Dónde se encuentra la vitamina de la coagulación? ¿Cuáles son las fuentes alimenticias de vitamina K? Los alimentos más ricos en vitamina K son la col fermentada -o chucrut– y la alfalfa germinada, pero también es destacable el aporte de los vegetales de hoja verde (brócoli, espinacas, lechugas, acelgas, perejil, espárragos…), aceites vegetales (soja y girasol), el germen de trigo, cereales integrales, el hígado y las frutas como el kiwi y el plátano.

En Muy en forma | ¿Para qué sirve la vitamina H?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.