Vitamina B6: ¿para qué sirve?

La vitamina B6 está involucrada en diversos procesos químicos del cuerpo. Entre las funciones que desempeña, destaca su papel en el metabolismo de los aminoácidos. La vitamina B6 o piridoxina se encuentra en un buen número de alimentos de origen animal y vegetal: vísceras, pescados, carnes de ave, verduras y frutas como el aguacate y el plátano
12 de enero de 2016
Etiquetas
vitamina B6 para qué sirve

Los frutos secos, ricos en vitamina B6 | Manuel (CC by 2.0, Flickr)

La vitamina B6 o piridoxina es una vitamina hidrosoluble del complejo B, es decir, que se disuelve en agua. Por tanto, el cuerpo humano no puede almacenarla. Las cantidades sobrantes de vitamina B6, lo que el organismo no necesita, se eliminan a través de la orina. Así pues, debemos asegurarnos de reponer esta vitamina diariamente.

Las necesidades diarias de vitamina B6 dependen de factores como la edad, el sexo y el consumo de proteínas. En general, cuanto más alta es la ingesta proteica, mayores son los requerimientos de vitamina B6. Las organizaciones internacionales recomiendan entre 1,3 y 1,7 miligramos para los hombres, y entre 1,2 y 2,0 miligramos para las mujeres, alcanzando los 2,0 miligramos durante el embarazo y el período de lactancia.

Funciones en el organismo

La vitamina B6 interviene en multitud de procesos químicos del organismo, fundamentalmente en el metabolismo de los aminoácidos. Participa en la síntesis de neurotransmisores o mensajeros del sistema nervioso como la dopamina, la serotonina y la histamina.

Gracias a la B6, los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas se metabolizan de manera eficaz. Ayuda a producir hemoglobina, de ahí que su déficit puede provocar anemia, y a mantener dentro de la normalidad los niveles de glucosa o azúcar en sangre.

Es necesaria para la formación de vitamina B3, la absorción de B12 y magnesio y la producción de ácido clorhídrico. Contribuye al buen estado y funcionamiento del sistema nervioso y el sistema inmune. Además, se considera esencial para la transformación de homocisteína en cisteína o taurina.

Asimismo, la vitamina B6 parece tener efectos positivos en el síndrome premenstrual (SPM) y en el síndrome del túnel carpiano, así como en la enfermedad de Parkison.

Alimentos con vitamina B6

¿Sabes dónde se encuentra la vitamina B6? La piridoxina abunda en muchos alimentos de origen animal y vegetal, por lo que una alimentación sana y equilibrada basta para cubrir los requerimientos de dicha vitamina sin dificultades. La carencia o deficiencia de la misma no es, por tanto, muy común o frecuente en los países desarrollados.

Son fuente de piridoxina la carne de aves (pollo, pavo, ganso…), las vísceras (hígado) y algunos tipos de pescado: caballa, sardina, bacalao, salmón, atún, arenque, platija, etc. La carne de res, la carne de cerdo y los huevos también contienen vitamina B6.

En cuanto a los vegetales, está presente en las leguminosas, los frutos secos, los cereales (arroz integral, avena, cebada, germen de trigo, mijo…), las patatas y otras verduras y hortalizas (brécol, coles de Bruselas, boniato, coliflor…). Entre las frutas ricas en vitamina B6 cabe destacar el aguacate y el plátano.

Por otra parte, los panes y los cereales de desayuno enriquecidos o fortificados nos aportan una buena cantidad de piridoxina.

Es importante tener en cuenta que el aporte de vitamina B6 de los alimentos vendrá determinado en gran medida por cómo se cocinen o se procesen antes de ser consumidos. La aplicación de procesos térmicos (esterilización, congelación, fritura…) podría provocar la pérdida de parte o de la totalidad de la B6.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.