Vinagre de manzana

Entre otras propiedades, al vinagre de manzana se le atribuye la capacidad de ayudar a la pérdida de peso y calmar las dolencias de la piel. Es un producto natural que lleva utilizándose desde hace siglos con fines medicinales
1 de Diciembre de 2014
Etiquetas,  
vinagre manzana

El vinagre de manzana, saludable y rico en nutrientes | Muyenforma.com

El vinagre de manzana es el resultado de la fermentación ácida de la sidra de manzana, y se utiliza principalmente como aderezo en sustitución del vinagre del vino. Desde tiempos remotos, el vinagre de manzana ha recibido elogios por los múltiples beneficios que puede aportarnos, entre ellos favorecer el control del peso corporal.

El vinagre de manzana encierra tras de sí una larga historia que ha dejado huella en el plano actual: Hipócrates, “el padre de la medicina” de la Antigua Grecia, lo empleaba como elixir curativo y agente purificador allá por el año 400 a. C., y Cristobal Colón portaba barriles en sus barcos para prevenir el escorbuto. Incluso durante la guerra civil americana se usaba para desinfectar y acelerar la cicatrización de las heridas. Es por ello que se considera uno de los remedios naturales más antiguos para el tratamiento de diversos problemas de salud.

Últimamente, se registra un creciente interés del público por los numerosos beneficios terapéuticos y las propiedades medicinales del vinagre de manzana, también denominado vinagre de sidra de manzana. Aunque, claro, la curiosidad aumenta cuando lo venden casi cual “pócima” para perder peso. Lo cierto es que las aplicaciones del vinagre de manzana se cuentan por docenas, y van más allá de fines culinarios y usos en la limpieza del hogar.

Beneficios del vinagre de manzana

Con un menor contenido en ácido acético que el vinagre de vino, el vinagre de manzana resulta más suave para el estómago. Aumenta el peristaltismo intestinal, por lo que tiene un ligero efecto laxante, y ayuda a mejorar la digestibilidad de la grasas incrementando la secreción de enzimas. Además de favorecer la digestión y la absorción de nutrientes, el vinagre de sidra crudo y orgánico posee numerosas enzimas, una gran variedad de minerales (potasio, fósforo, azufre, magnesio, hierro, flúor…) y otros oligoelementos.

También dispone de pequeñas cantidades de fibra soluble (pectina) y ácidos con poder desinfectante y desintoxicante. Dichas propiedades antisépticas hacen del vinagre de manzana un buen coadyuvante para el tratamiento de pequeñas heridas, quemaduras y picaduras de insectos. Otro de los beneficios del uso tópico del vinagre es contribuir a calmar dolencias dermatológicas, como herpes y caspa, y a eliminar los hongos de los pies, aliviando la sensación de ardor que la acompaña.

Como no produce irritaciones en la piel, puede constituir un desodorante natural que combate el desagradable olor que despiden las axilas a causa del sudor. Aplicado sobre las piernas, el vinagre de manzana ayuda a reducir el tamaño de las varices o venas varicosas. Por otra parte, resulta eficaz para limpiar y eliminar las células muertas de la piel.

¿Vinagre de manzana para adelgazar?

A su importante acción diurética, dado que es muy rico en potasio, se suma un gran poder saciante. El vinagre de manzana aporta sensación de saciedad y reduce el apetito, convertiéndose así en un aliado para quienes tienen problemas de sobrepeso. Eso sí, por muy natural que sea, no se trata de usarlo como un remedio mágico que hará desaparecer los kilos de más tomado en grandes cantidades, aparcando el ejercicio físico y la dieta saludable.

Puede decirse que el vinagre de manzana tiene un efecto depurativo y remineralizante en el organismo. Por sus propiedades diuréticas, favorece la eliminación de toxinas y está indicado en casos de retención de líquidos. Como ayuda a combatir el estreñimiento y los gases intestinales, las personas que se quejan de digestiones lentas e hinchazón abdominal pueden beneficiarse del consumo de vinagre de manzana, sentirse más ligeras y menos hinchadas y perder volumen.

Una manera de tomar vinagre de manzana con el fin de que contribuya a la pérdida de peso es diluirlo en agua con algún endulzante y beberlo antes de las tres comidas principales del día.

Contraindicaciones

Antes de emplear el vinagre de manzana con fines medicinales o terapéuticos, consulta a tu médico si puede interferir con los medicamentos que puedas estar tomando. Recuerda que el vinagre de manzana es muy ácido, por lo que debe ser consumido con moderación. Como no todo son beneficios y el vinagre de manzana cuenta también con algunas contraindicaciones, es muy importante consultar a un facultativo y tener en cuenta cómo se toma y cuál es la dosis adecuada.

Además de irritar el tracto digestivo, tomar vinagre de manzana en exceso puede dañar el esmalte dental. Las personas que padecen osteoporosis y diabetes, así como las mujeres embarazadas y en período de lactancia, deben tener especial precaución con la ingesta de vinagre de manzana.

En Muy en forma | Propiedades de la manzana

Un comentario
  1. Antonio
    Publicado el 27 Diciembre, 2014 a las 23:30 | Enlace

    Buenos artículos, siempre los leo.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.