Valeriana para dormir

La valeriana es una planta medicinal que tradicionalmente se ha utilizado para calmar el nerviosismo y combatir el insomnio. Además de en grajeas o en gotas, la valeriana se suele tomar en forma de infusión o té. Constituye una alternativa natural a las pastillas para dormir
1 de febrero de 2016
Etiquetas
valeriana para dormir

La valeriana, una planta medicinal que ayuda a descansar y a conciliar el sueño | Maja D. (CC by 2.0, Flickr)

La valeriana (Valeriana officinalis) es un remedio casero de larga tradición para calmar los nervios y combatir el insomnio o conciliar el sueño. Se considera una alternativa o un sustituto suave a los fármacos hipnótico-sedantes, es decir, unas pastillas naturales para dormir profundamente.

Además de comprimidos o cápsulas de valeriana, es posible adquirir el extracto de la planta y su aceite esencial, ambos en forma de gotas. Otra manera de aprovechar sus propiedades hipnóticas y tener un sueño reparador es preparar una infusión o un té de valeriana.

La valeriana puede ayudar a mejorar la calidad del descanso nocturno sin producir somnolencia o sensación de aturdimiento a la mañana siguiente. Para que resulte efectiva contra los trastornos del sueño, conviene tomarla una media hora antes de ir a la cama y no justo antes de dormir.

Más beneficios de la valeriana

Tradicionalmente esta planta medicinal se emplea para tratar, sobre todo, el estrés y los estados de excitación nerviosa. Dadas sus propiedades calmantes y relajantes, contribuye a reducir la ansiedad y la tensión muscular. Está indicada en diversos trastornos de tipo nervioso y depresivo: neurosis, palpitaciones, histeria, migraña…

También puede aliviar el dolor menstrual en las mujeres en edad fértil, así como los sofocos y el nerviosismo que se producen durante la menopausia.

¿Estás intentando dejar el tabaco? Entonces, debes saber que la valeriana puede disminuir la irritabilidad de los fumadores. Podría ser útil en el tratamiento de la hiperactividad, el bruxismo, el asma, la fibromialgia y la esquizofrenia. Asimismo, resulta interesante a la hora de tratar arritmias cardíacas, hipertensión, alcoholismo y trastornos de la conducta alimentaria, como la anorexia y la bulimia.

Por otra parte, su acción antiinflamatoria y sedante resulta beneficiosa para la diverticulitis, la enfermedad de Crohn y el colon irritable, entre otras afecciones.

Consejos para dormir y descansar

Descansar bien nos permite recuperar energía para afrontar el día siguiente con ánimo y confianza. El descanso nocturno es fundamental para gozar de una buena salud y tener la cabeza despejada. Sin embargo, los malos hábitos y estrés diario pueden hacer que dormir se convierta en una ardua tarea.

A continuación te damos algunas recomendaciones para dormir mejor y vencer el insomnio:

  • Conserva unos horarios regulares de sueño. En la medida de lo posible, procura ir a dormir y despertarte siempre a la misma hora para no desconfigurar tu reloj biológico.
  • Disfruta de la siesta, pero en su justa medida. Una siesta reparadora de unos 20 minutos te va a sentar de maravilla. Ahora bien, si dura mucho más tiempo puede entorpecer el descanso nocturno o impedir que duermas bien por la noche.
  • Haz ejercicio físico con regularidad. Salir a caminar o a correr, montar en bicicleta o nadar son algunos ejemplos de actividades que pueden mantenerte activo y mejorar tu sueño.
  • Intenta evitar las bebidas con cafeína (café, té, refrescos…), ya que dificultan e influyen en la conciliación del sueño. Asimismo, incluye alimentos ricos en triptófano en tu dieta.
  • La habitación o zona de descanso debe tener la temperatura adecuada y estar ordenada y libre de ruidos, lo que facilitará el ambiente de quietud o sosiego propicio para el descanso.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.