Las uvas y sus calorías

Las uvas son muy ricas en azúcares, de ahí que tengan una elevada cantidad de calorías (alrededor de 60 calorías por cada 100 gramos). Poseen importantes cantidades de potasio y fibra, por lo que poseen un suave efecto diurético y laxante. Pero si por algo destacan las uvas es por su contenido en antioxidantes con propiedades beneficiosas para la salud
28 de Diciembre de 2015
Etiquetas
uvas calorías

La uva, una de las frutas con mayor cantidad de calorías | Manel (CC by 2.0, Flickr)

El fruto de la vid, la uva, es oriundo de Oriente Próximo, aunque en la actualidad su cultivo se extiende a diversos países de clima mediterráneo. Como bien sabemos, las uvas se utilizan para la obtención de mosto y la producción de vino, pero también se consumen como fruta.

Fundamentalmente, las dos variedades principales son las uvas blancas, las uvas rojas o moradas y las uvas negras. Con las de corinto, la málaga, y la sultana se elaboran unas extraordinarias uvas pasas, mientras que la moscatel se disfruta tanto fresca como desecada y en forma de bebida espirituosa.

Una de las frutas más calóricas

Como ocurre con el plátano, el aguacate, la chimimoya o el mango, la uva tiene una cierta mala fama debido a su alto valor calórico. Su elevado aporte de carbohidratos y azúcares (glucosa y fructosa) la convierte en una de las frutas con mayor contenido calórico.

En 100 gramos de uvas blancas hay aproximadamente 60 calorías, mientras que la misma cantidad de uvas negras contiene alrededor de 67 calorías. Las uvas desecadas o pasas llegan incluso a cuadruplicar el valor calórico de las uvas frescas (cerca de 300 calorías por cada 100 gramos).

El consumo de esta fruta, de agradable sabor dulce, está indicado para personas de cualquier edad. No obstante, resultan especialmente adecuadas para quienes necesitan un aporte extra de energía, como deportistas, niños en época de crecimiento, estudiantes… Como las uvas son muy ricas en azúcares, aquellos que presentan problemas de sobrepeso u obesidad o padecen diabetes deben controlar su ingesta.

Propiedades y beneficios de las uvas

La uva se compone en un 80% de agua y un 12-24% de hidratos de carbono, según la variedad que se trate. El potasio es el mineral que más abunda en su composición, al que siguen el magnesio y el calcio. Además de provitamina A o beta-caroteno, ofrecen vitaminas del grupo B en cantidades moderadas, entre ellas ácido fólico y B6 o piridoxina.

La fibra que contienen las uvas les confiere un suave efecto laxante. Para prevenir o mejorar el estreñimiento, se aconseja comer las uvas con la piel y pepitas, puesto que es ahí donde se hallan las sustancias que estimulan la motilidad intestinal.

El consumo de uvas no solo es adecuado para las mujeres embarazadas, dada la presencia de folatos, sino que también, por las propiedades diuréticas de esta fruta, resulta beneficioso en caso de hipertensión, hiperuricemia, gota, cálculos renales y retención de líquidos.

Pero la gran virtud o la cualidad más destacada de las uvas es que concentran importantes cantidades de compuestos fenólicos (flavonoides, antocianos y taninos), sustancias que, además de ser responsables de su aroma, textura y color, les otorgan interesantes propiedades para la salud. Estos actúan como potentes antioxidantes y son capaces de bloquear la acción dañina de los radicales libres sobre las células, los cuales guardan relación con el envejecimiento prematuro y el desarrollo de problemas cardiovasculares, enfermedades degenerativas y cáncer.

Además de prevenir la formación de coágulos y trombos y mejorar la circulación sanguínea, parece que el resveratrol podría combatir o frenar el crecimiento tumoral. Teniendo en cuenta los estudios recientes que muestran la eficacia de este flavonoide, se recomienda incluir la uva en la dieta en caso de cáncer o si existen factores de riesgo.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.