Tortilla de espinacas

Preparamos una tortilla baja en grasas y con muy pocas calorías, a base de claras de huevo y espinacas
11 de diciembre de 2012
Etiquetas,  
tortilla espinacas

Tortilla de espinacas, una receta nutritiva y muy saludable | Ccharmon

El origen de la tortilla francesa se remonta a la prehistoria. Ya en el siglo XVI, los conquistadores e indígenas americanos hacían referencia e introducían la tortilla de huevos en su dieta diaria. Allá por 1810, el ingenio se impuso a las carencias que provocaba la Guerra Peninsular o Guerra de la Independencia Española. A falta de patatas, se continuó elaborando la misma tortilla tradicional únicamente con huevos para no privarse del que sería uno de los platos más simbólicos de la gastronomía española.

Si bien la tortilla francesa es conocida por su simplicidad de ingredientes y preparación, no lo es menos por su aporte proteico. El huevo destaca por su riqueza en proteínas de alto valor biológico y también alberga pequeñas cantidades de vitaminas A, D y E. La parte del huevo que contienen más lípidos y colesterol es la yema, por lo que en exceso no resulta beneficiosa para la salud. Para recudir el porcentaje de grasa y el número de calorías, podemos hacer una tortilla a base de claras de huevo.

Esta es justo la opción por la que nos decantamos, añadiendo como plus las espinacas para reforzar el aporte vitamínico y mineral. Te aseguramos que a veces las ideas más simples son las que mejor recibe el paladar y agradece el estómago. Deja salir a ese chef saludable que llevas dentro.

Ingredientes

  • 4 claras de huevo
  • 150 gramos espinacas lavadas y picadas
  • Un diente de ajo
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Lo primero que tenemos que hacer es separar las claras de las yemas y colocarlas en distintos recipientes. Sazonaremos las claras con un poco de pimienta blanca molida y las batiremos durante un minuto, hasta que queden esponjosas. Después, pasaremos a sofreír el ajo picado en una sartén con la cucharada de aceite, y repetiremos la operación con las espinacas para que se evapore el líquido que van soltando.

Por último, sólo debes incorporar las claras y dejar cocinar hasta que se doren ligeramente. Cuando empiecen a desprenderse de las paredes del sartén, le daremos la vuelta por un extremo ayudándonos de una paleta de cocina.

¿El resultado? Una sabrosa, ligera y nutritiva tortilla de espinacas, rápida de preparar y con muy pocas calorías.

En Muy en forma | Tortilla de espárragos

2 Comentarios
  1. salas
    Publicado el 6 noviembre, 2014 a las 19:30 | Enlace

    Y las YEMAS?? Cuando van??

  2. Regina Vazquez
    Publicado el 17 noviembre, 2014 a las 16:37 | Enlace

    Las yemas no van…. solo las claras segun los ingredientes

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.