Tomate kumato, el tomate negro

El tomate kumato, alias tomate negro, se obtiene del cruce de otras variedades de tomate. Se diferencia del tradicional, aparte de por su color, por su sabor intenso y dulce. A nivel nutricional, el tomate kumato aporta muy pocas calorías y provee vitaminas A y C y sales minerales
1 de Septiembre de 2015
Etiquetas,  
tomate kumato

Tomate kumato, saludable y rico en nutrientes | In_rainbows69 (CC by 2.0, Flickr)

Para gustos, los sabores. Probar nuevas variedades de tomate es un placer para el paladar y abre un abanico de posibilidades en la cocina. El kumato, conocido también como tomate negro o marrón, es uno de los que suscita mayor interés por su original apariencia. A simple vista puede parecer que no ha madurado, ya que su color va del marrón oscuro al verde dorado.

Kumato, un tomate “pata negra”

Los tomates kumato son más dulces que los habituales, aunque con un matiz ligeramente ácido. Poseen un sabor agradable e intenso y una pulpa jugosa y firme que los hacen ideales para preparar exquisitas ensaladas. Al igual que el tomate raf, se trata de un híbrido que surge del cruce de distintas semillas. Por tanto, el kumato no es un tomate transgénico.

El tomate kumato es originario de las Islas Galápagos. En España, el cultivo de este tomate se centra en las regiones de Murcia y Andalucía. El kumato se diferencia del tomate rojo tanto en el color como en el grado de dulzor, ya que presenta un mayor contenido en fructosa. De pequeño tamaño y forma semejante a una ciruela, el kumato goza de una gran aceptación popular.

Propiedades del tomate kumato

En líneas generales, la composición nutricional del kumato es semejante a la de cualquier otro tipo de tomate, con la salvedad de que contiene más azúcares simples, de ahí que su sabor sea tan dulzón. El dulzor natural del kumato puede ser una ventaja cuando queremos conseguir que los niños coman tomates y no los rechacen por su acidez.

El agua es el componente mayoritario de los tomates, lo que explica su escaso aporte energético. Tres o cuatro tomates kumato (150 gramos) apenas contienen 30 calorías, por lo que se aconseja su consumo en dietas de adelgazamiento o de control de peso.

El kumato ofrece sales minerales, entre las que destacan el magnesio y el potasio, así como  vitaminas C y A. El tomate se considera un alimento sano que no debe faltar en toda dieta saludable.

Cocinar con tomate kumato

Gracias a su exótico aspecto e inigualable sabor, el tomate kumato nos permite preparar platos de lo más creativos e innovadores. Podemos utilizarlo como cualquier otra variedad, y reemplazar el tomate tradicional por el kumato en cualquier receta. En crudo le confiere a los platos un sabor más intenso, pero no menos agradable y apetecible.

No solo es apropiado para ensaladas y tostas, a las que proporciona un vistoso color y un toque especial, sino que también resulta idóneo para rellenar, acompañar pescados y elaborar sorbetes, granizados, bebidas y salsas.

Cortado en rodajas, con un chorro generoso de aceite de oliva y una pizca sal, el kumato es todo un manjar.

En Muy en forma | Tomate: ¿fruta o verdura?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.