Tipos de diabetes

Principalmente, hay tres tipos de diabetes: la diabetes tipo 1, la diabetes tipo 2 y la diabetes mellitus gestacional
22 de septiembre de 2014
Etiquetas
tipos diabetes

La insulina evita que la acumulación de glucosa en sangre cause complicaciones a largo plazo | Melissa J.

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por la existencia de concentraciones elevadas de glucosa en sangre (hiperglucemia) como consecuencia de la incapacidad del organismo de producir suficiente cantidad de insulina o utilizarla eficazmente. Cuando el páncreas no puede fabricar insulina, hay una baja producción de insulina o esta no hace su trabajo, la glucosa se acumula en la sangre y va dañando los tejidos con el paso del tiempo.

Con frecuencia no se diagnóstica la diabetes porque la sintomatología no siempre es obvia y puede tardar mucho tiempo en aparecer. Así pues, una persona puede sufrir diabetes y no darse cuenta debido a que los síntomas que la acompañan parecen inofensivos y se confunden con los de otras afecciones leves. La detección temprana y el tratamiento de la enfermedad reduce la posibilidad de tener complicaciones letales para la salud a largo plazo.

Hay diferentes tipos de diabetes, pero los principales son los siguientes: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y diabetes mellitus gestacional (DMG). Esta clasificación no recoge la prediabetes, un trastorno en el cual los niveles de glucosa en la sangre están por encima de los valores normales pero no lo suficientemente altos como para establecer el diagnóstico de diabetes.

Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1, denominada también diabetes juvenil o insulinodependiente, suele presentarse en niños, adolescentes y adultos jóvenes, aunque puede afectar a personas de cualquier edad. Los diabéticos tipo 1 necesitan inyecciones o bomba de insulina diariamente –durante toda la vida– para metabolizar la glucosa de los alimentos. Los pacientes con diabetes tipo 1 pueden llevar una vida normal combinando la terapia de insulina con una dieta saludable, ejercicio físico regular y el control de la presión arterial y el colesterol.

Los síntomas incluyen un incremento de la sed y la frecuencia miccional (necesidad constante de orinar), apetito o hambre extrema, visión borrosa, fatiga y cansancio, y pérdida de peso repentina.

Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes (afecta aproximadamente a entre un 90 y 95% de los diabéticos) y, por lo general, se desarrolla en la edad adulta, pero cada vez se dan más casos en niños y adolescentes. Existen varios factores de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2, tales como la obesidad, la inactividad física, la alimentación malsana, los antecedentes familiares de diabetes, el origen étnico o la edad avanzada.

A diferencia de en la diabetes tipo 1, la mayoría de quienes padecen diabetes tipo 2 no suelen precisar dosis diarias de insulina para sobrevivir. El tratamiento podría consistir en tomar medicación oral, unida a insulina, llevar una dieta sana, incrementar la actividad física y bajar de peso. En definitiva, hacer cambios positivos en el estilo de vida.

Los síntomas de la diabetes tipo 2 son graduales y no tan evidentes como los de la diabetes tipo 1: infecciones frecuentes, hormigueo o entumecimiento en las manos o los pies, llagas o heridas que tardan en sanar, visión borrosa…

Diabetes mellitus gestacional (DMG)

Como su propio nombre indica, la diabetes mellitus gestacional suele dar la cara o ser descubierta en una etapa avanzada del embarazo. Las mujeres con diabetes gestacional sufren una alteración del metabolismo de los hidratos de carbono que, comúnmente, no presenta síntomas, por lo que es importante realizar pruebas durante la gestación a fin de conseguir un diagnóstico precoz que minimice los riesgos para el futuro bebé. Deben controlar sus niveles de glucemia mediante una dieta saludable, aunque no se descarta utilizar insulina o medicación oral.

Si bien la diabetes mellitus gestacional suele desaparecer tras el parto, las mujeres que la contraen tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 con el tiempo. Los bebés cuya madres presentan diabetes durante la gestación corren también mayor riesgo de tener obesidad y diabetes tipo 2 cuando sean adultos.

En Muy en forma | Alimentos que no debe consumir un diabético

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.