Tipos de lechugas y hojas verdes para ensaladas de verano

La escarola, las espinacas, la rúcula, los berros, los canónigos y la achucoria roja son alternativas saludables a la clásica lechuga iceberg o romana
21 de mayo de 2012
Etiquetas,  
lechugas ensalada hojas verdes

Lechugas y hojas verdes, saludables, nutritivas y refrescantes para el verano | Pablo F.

Tomate y lechuga, el binomio perfecto para una ensalada. De acuerdo, pero hablemos claro: también se trata del más aburrido. Estamos dispuestos a demostrarte que las ensaladas abren un abanico de posibilidades infinitas y que el único límite lo impone tu imaginación. Y es que aunque no seamos capaces de identificar con exactitud el sabor de la mitad de ellas, ya que siempre solemos ceñirnos a los mismos productos, en el supermercado existen multitud de verduras de hoja verde para alegrar la vista y el paladar.

Lo más importante es deshacernos de los prejuicios a la hora de combinar los alimentos y atrevernos a probar otras variedades. Voy a hacer un sondeo: ¿cuántos tipos de lechugas conoces? “La de hoja crujiente”. Bien, la iceberg. “Otra que se utiliza muchísimo en España…”. Voy a dar esta respuesta por válida, te refieres a la romana. Creo que a duras penas llegarías a balbucear un tercer tipo, así que no te voy a poner en ese aprieto. Más bien vamos a hacer un recorrido por algunas de las variedades de lechugas más comunes, citando algunas de sus características y propiedades nutricionales.

Escarola

Empezaremos hablando de la escarola, por su sabor ligeramente amargo y su riqueza en vitaminas A, C, B1 y B2. Además de ser sumamente decorativa, dada la forma de sus hojas, es apreciada tanto gastronómicamente como desde la óptica nutricional por contener potasio y calcio.

Espinacas

Las espinacas, pese a que no tienen tantísimo hierro como nos quiso hacer creer Popeye, son ricas en vitaminas A y E, así como en yodo y antioxidantes.

Rúcula

La rúcula se caracteriza por ser diurética y digestiva y se le atribuyen cualidades afrodísiacas. ¿Creías que las ensaladas no daban juego? Anímate a probarla sin aliñar, seguro que te sorprenderá su sabor picante.

Berros

Los berros gozan de fama internacional en la alta cocina; han pasado de ser “el patito feo” a convertirse en un preciado cisne. Contienen mucha agua y muy pocas calorías, por lo que es especialmente recomendable para las personas que siguen dietas de adelgazamiento.

Canónigos

Los canónigos destacan por su ligero sabor a frutos secos y por ser más nutritivos que la lechuga. Aunque no tienen una difusión muy notable, aportan el triple de vitamina C que otros de su tipo. Por su alto contenido en ácido fólico y hierro, se recomienda su consumo a personas con problemas de anemia y embarazadas, .

Achicoria roja

Por último, no podemos dejar de mencionar a la llamada achicoria roja o radicchio. La inulina e intibina presentes en los nervios le confieren excelentes propiedades digestivas.

¿Qué tipo de lechugas utilizas en tus ensaladas? ¿Tienes alguna sugerencia?

En Muy en forma | Consejos para preparar ensaladas completas

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.