El té 'rooibos' y sus propiedades medicinales

El té rooibos no es un té propiamente dicho, sino más bien una infusión. No procede de la misma planta que el té rojo o el verde, sino que se elabora con las hojas de un arbusto sudafricano. Una de las principales ventajas del rooibos es no contener cafeína o teína, lo que lo hace adecuado para embarazadas, personas con hipertensión e incluso niños
3 de Noviembre de 2015
Etiquetas,  
té rooibos propiedades

El té ‘rooibos’, una infusión con infinidad propiedades medicinales | Selena N. (CC by 2.0, Flickr)

Entre las infusiones y tés más populares en la actualidad se encuentra el rooibos, el cual se prepara con las hojas de un arbusto originario de Sudáfrica, el Aspalathus linearis. A diferencia del resto de variedades de té, el rooibos no procede de la Camellia sinensis ni contiene cafeína o teína.

Una infusión con muchas propiedades antioxidantes

El té rooibos destaca por la potente acción antioxidante que le confieren los numerosos flavonoides que alberga. La mayoría de los estudios científicos que se han llevado a cabo para saber qué efectos tendría el consumo de rooibos sobre la salud han sido en animales de experimentación y no en humanos.

Algunas de las aplicaciones terapéuticas que se asocian al efecto antioxidante de la infusión de rooibos son la prevención del cáncer y de afecciones cardiovasculares, entre otras enfermedades. Aunque los resultados son prometedores, aún no se conoce a fondo la composición química del mismo y la dosis exacta que sería efectiva.

¿Té rooibos para adelgazar?

Al té rooibos se le atribuyen propiedades medicinales y beneficios que van desde la mejora de trastornos digestivos y problemas cutáneos hasta el cuidado de la salud bucal y el alivio de la ansiedad. Pero ¿es el té rooibos un aliado para perder peso o adelgazar?

Por su efecto diurético, riqueza en potasio y bajo contenido en sodio, resulta adecuado para combatir la retención de líquidos. Puede servir como coadyuvante en dietas de adelgazamiento o en personas que presentan sobrepeso u obesidad. Sin embargo, que favorezca la eliminación del exceso de líquido y ayude a desintoxicar el organismo no significa que haga desaparecer la grasa corporal como por arte de magia; la clave es llevar una dieta equilibrada, practicar deporte con regularidad y ser constante.

El té rooibos y el embarazo

Una de las preguntas más frecuentes acerca del té rooibos es si se puede tomar durante el embarazo y la lactancia. La gran ventaja del rooibos es estar exento de cafeína, por lo que habitualmente se utiliza como sustituto del café y del té.

Tanto los niños como las mujeres embarazadas, los hipertensos y las personas que deben evitar las bebidas estimulantes pueden consumir rooibos sin tantas precauciones en cualquier momento del día, inclusive por la noche. No tiene un efecto excitante ni produce nerviosismo, sino que favorece la relajación y el descanso nocturno.

Contraindicaciones y efectos secundarios

A pesar de que comúnmente sea conocido como té rooibos, en realidad no se trata de un té. Los tés procedentes de la Camellia sinensis (té verde, té rojo, té negro…) y el rooibos comparten varias propiedades, pero este último no se posee las contraindicaciones de los primeros.

Aparte de carecer de teína o cafeína, el rooibos contiene una cantidad de taninos inferior a la del té. Estos compuestos fenólicos pueden interferir con la absorción del hierro. El resultado es un bebida menos astringente y de sabor ligeramente dulce.

Hasta ahora no se conocen posibles interacciones de la infusión de rooibos con medicamentos, es decir, si potencia o reduce la acción farmacológica de los mismos. Tampoco se registran efectos secundarios o consecuencias adversas asociadas al consumo de té rooibos.

En Muy en forma | Té verde, rojo, blanco y negro: propiedades y diferencias

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.