Té de jengibre en el embarazo, ¿bueno contra las náuseas?

Desde la antigüedad, el jengibre se ha utilizado para tratar diversos problemas digestivos, entre ellas las náuseas y los vómitos propios del embarazo. En pequeñas cantidades el jengibre parece ser eficaz contra dichas molestias, pero hay médicos que desaconsejan tomarlo durante esta etapa
13 de Enero de 2016
Etiquetas,  
té de jengibre en el embarazo

El té de jengibre, de ayuda contra las náuseas del embarazo | John C. (CC by 2.0, Flickr)

¿El jengibre es malo durante el embarazo? ¿Hace daño tomar jengibre estando embarazada? Tradicionalmente, la infusión de jengibre se ha utilizado para tratar o aliviar molestias digestivas comunes y otros muchos problemas de salud. Entre estos malestares se encuentran las náuseas y los vómitos gestacionales.

Son varios los estudios que se han llevado a cabo con el fin de determinar los beneficios del jengibre para reducir las náuseas que se producen en los primeros meses de embarazo. De acuerdo a las investigaciones realizadas, el jengibre, en pequeñas cantidades, parece ser efectivo contra esta desagradable sensación que afecta a las embarazadas.

Más usos y aplicaciones del jengibre en el embarazo

El jengibre ayuda a combatir la indigestión o dispepsia, que suele acompañarse de náuseas, vómitos, pesadez de estómago, acidez, dolor abdominal, gases o flatulencia, etc. Se considera útil para prevenir la aparición de úlceras digestivas y en el tratamiento de trastornos gastrointestinales como la gastritis, la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

Protege la microbiota o flora intestinal y puede evitar el estreñimiento y la halitosis. El jengibre aumenta la salivación y refresca el aliento, de ahí que sea un conocido remedio para la sequedad bucal. Asimismo, se trata de uno de los mejores aliados para el aparato respiratorio, ya que contribuye a mejorar y mitigar los síntomas de la gripe, el resfriado, el dolor de garganta y la sinusitis, entre otras afecciones de las vías respiratorias.

Al reducir los niveles de colesterol en sangre y evitar que se formen trombos o coágulos, favorece la circulación sanguínea. Y como tiene la capacidad de fluidificar la sangre, constituye un buen recurso a la hora de prevenir enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos: anginas de pecho, ataques cardíacos…

Además, el jengibre es capaz de atenuar o disminuir el dolor provocado por la artritis, el síndrome premenstrual y el síndrome de la fatiga crónica.

Contraindicaciones

Te estarás preguntando si el jengibre presenta toxicidad, si tiene algunas contraindicaciones y efectos secundarios o si corremos riesgos al consumirlo habitualmente, especialmente durante el embarazo.

En dosis normales, el jengibre es inocuo y no produce efectos adversos. Ahora bien, consumido en exceso o combinado con algunos medicamentos (antihipertensivos, anticoagulantes, antiplaquetarios, antidiabéticos…) y plantas medicinales puede resultar más perjudicial que beneficioso.

Se desaconseja tomarlo cuando existen úlceras gastroduodenales activas, cálculos biliares u otras afecciones digestivas de carácter grave (gastritis, colitis ulcerosa, enfermedad del intestino irritable, Chron…) sin consultar previamente a un profesional de la salud. Tampoco debería ser administrado a niños y personas que padecen enfermedades neurológicas.

Los médicos más cautelosos o prudentes recomiendan prescindir del jengibre durante el embarazo y el período de lactancia, dado que su seguridad no ha sido probada. El uso del jengibre en mujeres embarazadas puede provocar somnolencia y acidez de estómago. Si se quiere emplear con el propósito de aliviar las náuseas matutinas propias del embarazo, es preciso pedir consejo al facultativo sobre la conveniencia y las dosis adecuadas de jengibre.

Propiedades y beneficios del jengibre

Los principios activos del jengibre, como el gingerol, le confieren distintas propiedades, principalmente digestivas, aperitivas, carminativas, antiinflamatorias, laxantes, expectorantes, febrífugas, antisépticas y analgésicas. También se le atribuyen cualidades que favorecen la pérdida de peso.

Facilita la digestión y neutraliza el exceso de ácido estomacal y las bacterias o microorganismos parásitos que causan problemas intestinales. Es una de las plantas antivomitivas por excelencia, de ahí que esté indicada para evitar el mareo en los viajes, los vómitos asociados a la quimioterapia y los postoperatorios.

El jengibre puede bajar la fiebre, aliviar la congestión nasal y reducir los dolores articulares que acompañan a la gripe. Pero es que además podría aumentar los niveles de testosterona, propiedad que resulta especialmente interesante para los deportistas y personas que persiguen un aumento de la masa muscular.

El efecto analgésico y antiinflamatorio del jengibre puede ser aprovechado para calmar el dolor de muelas y combatir la inflamación y el dolor del síndrome del túnel carpiano.

En Muy en forma | Beneficios medicinales y curativos del jengibre

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.