Tapas saludables que puedes saborear sin remordimientos

Entre los aperitivos que podemos tomar, junto a una caña o una copa de vino, sin sentimiento de culpa, están las banderillas de encurtidos, el salpicón de marisco, el gazpacho y los montaditos de jamón con tomate
18 de julio de 2013
tapas saludables

Date un homenaje y disfruta de estas sensacionales tapas saludables | Sanfamedia

Las tapas han conseguido traspasar fronteras, convirtiéndose en el símbolo de nuestra gastronomía. La sabrosa tradición de acompañar unas cañas con pequeños aperitivos ha sido adaptada o disfrazada por bares y restaurantes en otros muchos países europeos. La gran aceptación de estos bocados en miniatura propicia que existan locales especializados en el arte del tapeo.

Ahora que el verano ha hecho acto de presencia en todo su esplendor, apetece salir a calle y disfrutar de las terrazas en buena compañía. Con el calor que sufrimos en el mes de julio, a todos nos agrada tomar una “rubia” antes de comer o a media tarde, y siempre acabamos cayendo en la tentación de probar varios de estos tentempiés.

Hay quien considera que tapear no es sano ni tiene las virtudes de la dieta mediterránea. En realidad, escogiéndolas adecuadamente y controlando la ingesta, podemos saborear tapas saludables sin sentimiento de culpa. Hemos hecho una selección de nutritivas tapas que no cargarán la dieta de calorías y grasas.

Según el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), la mejor opción es escoger tapas de vegetales frescos y mariscos por su alto contenido en omega 3. Lógicamente, los fritos y los montaditos de pan con mayonesa serían las tapas que más engordan. Asimismo, recomiendan obtener las proteínas de las tapas y utilizar los hidratos de carbono de la cerveza o el vino tinto.

Una de las tapas propuestas es la clásica banderilla de pepinillo, anchoa, boquerón, cebolleta y aceituna, la cual aporta entre 50 y 60 calorías y destaca por su alto contenido en calcio, mineral necesario para mantener unos huesos fuertes y sanos.

Un vasito de gazpacho de 125 mililitros tiene alrededor de 85 calorías. El tomate, ingrediente estrella de esta refrescante sopa fría, es rico en licopeno y ayuda a proteger la piel del envejecimiento prematuro.

Bocados como el salpicón de marisco, la sepia a la plancha o los mejillones a la vinagreta no sobrepasan las 120 calorías, por lo que serían las tapas perfectas para los que quieren cuidar la línea. Los mariscos son una fuente de proteínas de alto valor biológico y apenas contienen grasa, mientras que la sepia y los mejillones presentan un elevado contenido de fósforo, potasio y selenio.

Otras opciones algo más calóricas, aunque no menos suculentas y saludables, serían los pimientos rellenos de bacalao, el pulpo a la gallega o la tapa de jamón ibérico con tomate.

Los vegetarianos pueden optar por un revuelto de champiñones o setas al ajillo, aprovechando los beneficiosos flavonoides que alberga el ajo.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.