» » » Talalgia, una dolorosa afección que afecta a los pies

Talalgia, una dolorosa afección que afecta a los pies

La talalgia es un dolor localizado en el talón. Su causa puede deberse a lesiones como la fascitis plantar o el espolón calcáneo. El mejor tratamiento es su prevención

4 de noviembre de 2011
Etiquetas,  
Talalgia

Talalgia, una lesión molesta y dolorosa en el talón | Karinadreamer

Se conoce como talalgia al dolor agudo localizado específicamente en el área del talón. Se trata de un proceso inflamatorio asociado con la musculatura de la pierna y la planta del pie, que se puede manifestar de manera permanente o tras el reposo, en el momento en que talón entra en contacto con el suelo.

Causas

La talalgia puede tener distintas causas potenciales, las más frecuentes son la fascitis plantar y la inflamación del calcáneo, el hueso que constituye el talón del pie. En actividades deportivas como la carrera y las pruebas de salto, el peso del cuerpo recae constantemente en la parte posterior del tarso, por lo que el talón puede inflamarse, desencadenándose el dolor y dando lugar a la afección. En ocasiones, el dolor puede disminuir durante la carrera, reaparecer al final de la misma o incluso horas después.

Tratamiento

Es importante que no entremos en un círculo vicioso, al continuar entrenando aun a riesgo de agravar la lesión. En el tratamiento de la talalgia es necesario guardar reposo, disminuir la actividad física y poner solución a las causas que favorecen su desarrollo. En el caso de la fascitis plantar es recomendable el uso de taloneras o plantillas, así como la aplicación de hielo, mediante bolsas de gel o masajes en el arco del pie, lo que limitará la inflamación. La fisioterapia también puede ser muy útil para aliviar esta dolencia, ya que nos ayudará a potenciar los músculos del pie para que den soporte a la región debilitada. Por otro lado, en el tratamiento del espolón calcáneo pueden ser eficaces las infiltraciones, corticoides o analgésicos locales que desinflamen la zona.

Prevención

Sin embargo, la mejor alternativa siempre será prevenir la lesión. Cuando realicemos ejercicio físico, tenemos que evitar sobrecargar el tarso, así como entrenar en superficies que por su dureza no son apropiadas para la pisada. Resulta imprescindible usar un calzado que proporcione la máxima comodidad y protección, con suelas de goma rígida y tacón. En el zapato que nos calcemos debe haber un zona hueca comprendida entre el talón y la planta del pie, para que se minimice el impacto contra la superficie de apoyo.

No olvidemos que el dolor es un mecanismo que tiene el cuerpo para expresar que algo no marcha bien, o al menos no como debería. Cuando las molestias en el talón persistan durante dos o más días, no hay que dudar en acudir a un especialista que nos orientará sobre el tratamiento de la talalgia, el cual suele establecerse en diferentes fases temporales que parten de la reducción de peso (en caso de existir sobrepeso) o el cambio de calzado, hasta el uso de corticoides, férulas nocturnas e incluso ondas de choque.

En Muy en forma | Hongos en los pies o pie de atleta

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO
*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.