¿Sustituto de la sal?

La especias y hierbas aromáticas constituyen un excelente sustituto de la sal. La cúrcuma, el curry, la pimienta, el azafrán y los clavos de olor son algunos ejemplos
12 de marzo de 2015
Etiquetas,  
sustituto de la sal

Las especias, saludables sustitutos de la sal | Muyenforma.com

Las autoridades sanitarias nos advierten de lo importante que es controlar y disminuir la ingesta de sal para reducir el riesgo de diversas enfermedades y problemas de salud. Recomiendan no sobrepasar el límite de 5 gramos de sal al día, lo que representa unos 2 gramos diarios de sodio.

Menos sal, más salud

Las personas que sufren hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca u otras afecciones del corazón saben que el exceso de sal en la dieta es uno de sus peores enemigos. Al principio cuesta adaptarse a la comida sin sal, se hace difícil o incluso imposible comer sin sal, puesto que los alimentos resultan insípidos o insulsos.

La clave está en limitar el sodio en los alimentos de consumo e ir reduciendo paulatinamente la cantidad de sal añadida, incorporando otros aderezos o sustitutos naturales que aporten sabor a nuestros platos. De esta manera eliminaremos la sal por completo, consiguiendo que las comidas sepan bien y sean igual de apetecibles sin necesidad de echar mano del salero.

Aunque para el sentido del gusto suponga un cambio, sazonar sin sal, o cocinar y comer los alimentos sin sal añadida, beneficiará al organismo y contribuirá a prevenir la retención de líquidos y los problemas cardiovasculares y, por supuesto, a mejorar la salud en general. Pero ¿cómo se puede sustituir la sal al cocinar? ¿Existen sazonadores saludables?

Especias y hierbas aromáticas, sustitutos de la sal

Por tradición, costumbre y gusto, la sal posiblemente sea el condimento más antiguo y empleado para realzar el sabor de los alimentos. Sin embargo, hay un sinfín de especias que, además de aportar color y aroma, los enriquecen con sus extraordinarias propiedades nutricionales, constituyendo un excelente sustituto de la sal.

Darle la bienvenida a las especias en la cocina te abrirá un mundo de posibilidades. Representan una de las mejores alternativas a la sal que existen. Entre las más populares se encuentran: la cúrcuma (con propiedades analgésicas e incluso anticancerígenas), la pimienta (picante y aromática) el siempre exótico curry, los clavos de olor y el azafrán. Sin duda, las especias son grandes aliadas a la hora de poner en práctica nuevas recetas, darle un toque diferente e innovador a los platos y moderar el consumo de sal.

Las hierbas aromáticas también pueden reemplazar la sal en las comidas. El perejil, el cilantro, el orégano, el laurel, la albahaca, la menta, la salvia o el romero son un ejemplo de las tantas opciones que tienes a tu alcance para aportarle un sabor único y especial a la comida sin usar demasiada cantidad de sal.

Intenta evitar los saborizantes y caldos comerciales, pues aportan un alto contenido en sodio. Otra alternativa es usar con mesura la sal de hierbas, ya que no deja de contener una parte de sal o de sodio. Si buscas otros sustitutos naturales a la sal que añadir a sopas, verduras, pescados o arroces, te resultarán especialmente adecuados el zumo de limón, la levadura de cerveza y las semillas de sésamo.

En Muy en forma | Los alimentos que aportan más sal a la dieta diaria

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.