Sujetadores para embarazadas: consejos para su elección

Durante el embarazo, elegir un sujetador cómodo, hecho de algodón o fibras naturales, de tirantes anchos o ajustables, cuyo contorno tenga varias medidas, sin relleno, es la mejor opción
14 de mayo de 2014
Etiquetas
sujetadores embarazadas

Durante el embarazo el pecho sufre grandes alteraciones, de ahí la importancia de elegir el sujetador adecuado | Myllissa

Uno de los primeros síntomas del embarazo es el tamaño de los pechos, que suelen crecer un par de tallas más como norma general. Sin embargo, también notaremos que los tenemos más sensibles y turgentes, nos pesan y pican más y suelen dolernos con mayor frecuencia. Por ello, es imprescindible escoger un buen sujetador para que nos haga más llevadera esta etapa de nuestra vida.

Con toda seguridad, los sostenes que empleábamos con anterioridad a quedarnos embarazadas nos apretarán y molestarán. Además, es probable que no nos aguante bien el pecho y esto nos genere dolor de espalda. Por tanto, no nos servirán durante el embarazo y deberemos comprarnos unos mejor adaptados a nuestras necesidades.

Lo más importante es que nos sintamos cómodas con nuestra nueva ropa interior, ya que nos acompañará durante los nueve duros meses que nos esperan por delante. Es preferible optar por sostenes de algodón o de fibras naturales, dado que se trata de tejidos muy suaves que no irritan la piel.

Un sujetador de tirantes anchos y ajustables nos aguantará bien el pecho y podrá ser regulado a nuestro gusto a medida que el embarazo vaya avanzando. Los cierres ajustables también nos aportarán más flexibilidad en el caso de necesitar un sostén más grande conforme pase el tiempo y avance nuestro estado de gestación.

También es conveniente que el contorno del sostén disponga de varias medidas, puesto que nos servirá durante todo el periodo a medida que nos vayan creciendo los pechos. La ventaja de esta característica es que no nos sentiremos oprimidas, ya que el sujetador se adaptará perfectamente a la forma y contorno de nuestros senos.

Es preferible que el sujetador que elijamos no tenga relleno, porque este podría molestarnos al presionar los pechos, cada vez más sensibles. Para que nos hagamos una idea, un sujetador estilo deportivo es el idóneo para que lo empleemos durante estos meses de gestación.

Sujetador con aros durante el embarazo: ¿sí o no?

Aunque no existen datos que lo corroboren, sí parece haber algunos efectos dañinos que podrían ser contraproducentes para nuestra salud y la de nuestro bebé. Muchos ginecólogos desaconsejan emplear sostenes con aros o varillas porque pueden dificultar el flujo normal de la sangre y comprimir los conductos de la leche que se encuentran en pleno proceso de desarrollo.

Con estos sencillos consejos sobre cómo elegir un sujetador, disfrutaremos de un embarazo con menos dolores y molestias, cosa que muchas de nosotras agradeceremos.

En Muy en forma | Pilates para embarazadas

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.