'Spinning': consejos y recomendaciones

Al practicar spinning debemos tener en cuenta algunos consejos antes de empezar a pedalear. Ante todo es fundamental calibrar la bici, colocando el sillín a la altura de la cadera y el manillar a la altura del sillín
11 de junio de 2013
Etiquetas
Spinning consejos recomendaciones

Practicando ‘spinning’ quemas calorías y tonificas el tren inferior | Juan P.

¿Quieres ponerte en forma a golpe de pedal? Si no te apetece practicar ciclismo al aire libre con tu bici de montaña, puedes apuntarte al gimnasio y participar en una clase colectiva de spinning. Es una de las actividades más demandadas del momento y también de las mejor valoradas por los socios, siendo la rápida perdida de peso y la tonificación del tren inferior sus dos principales alicientes. Pese a que en los gimnasios se impartan nuevas modalidades, el spinning sigue ganando adeptos y enganchándonos por su componente lúdico.

Cuando entras por primera vez a una de estas sesiones, es un error subirte a la bici y pedalear a toda pastilla sin antes poner en práctica ciertas directrices. Para evitar lesiones, maximizar el rendimiento y que la actividad sea beneficiosa hay que tener en cuenta una serie de consejos y recomendaciones.

Hay que colocar los pies correctamente y evitar posturas antinaturales en la bicicleta

Antes de nada, conviene calibrar la bici. El sillín debe quedar a la altura de la cadera y el manillar a la misma altura del sillín, de manera que adoptes una postura cómoda sin sobrecargar o forzar las articulaciones.

El instructor debería incidir en que nos coloquemos correctamente sobre la bicicleta, tanto antes como durante la sesión de spinning. También ha de recalcar que los meniscos y ligamentos sufren cuando forzamos la máquina flexionando las rodillas, por lo es recomendable que los movimientos no superen los 90 grados de flexión.

Haciendo spinning se queman muchas calorías y se suda a borbotones, de modo que es preferible usar ropa ligera y transpirable, a fin de estar más cómodos y evitar la deshidratación y los calambres.

La toalla y la botella de agua nunca deben faltar en una clase de spinning. Fácilmente podemos llegar a tomar un litro de agua durante la hora que dura la clase. Procura beber agua cada diez minutos en pequeños sorbos. La toalla te servirá para retirar el sudor de la frente y del manillar, impidiendo que las manos resbalen y se te irriten los ojos.

Estira antes y después de la clase

Con prisas no se llega a ningún sitio. Tómate con calma tu primera clase de spinning y ten claro que quizás no puedas mantener el ritmo. Estar rígido encima de la bicicleta ocasiona problemas de espalda y cuello. Apoya los brazos sobre el manillar, mantén los codos semiflexionados y procura no arquear la espalda.

Dos últimos consejos: estira antes y después de la clase para favorecer la recuperación, e ingiere una ración de carbohidratos unas horas antes, si quieres tener energía y aguantar una sesión completa de spinning.

En Muy en forma | ‘Spinning’: técnicas de pedaleo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.