Sopa de tomate

Preparemos una nutritiva y saludable receta de sopa de tomate cargada de vitaminas y minerales beneficiosos para nuestra salud, además de digestiva y muy baja en calorías
10 de diciembre de 2014
Etiquetas,  
sopa tomate

Sopa de tomate, una receta saludable y muy nutritiva | Stu S.

Las sopas caseras de toda la vida rememoran esa cocina de antaño que desprende un aroma de lo más hogareño y cálido. Las recetas de cuchara gozan de una gran tradición familiar, y entran de miedo cuando las temperaturas bajan e invitan a tomar platos calientes y reconfortantes. Sobre todo durante la época estival, las sopas se convierten en un imprescindible en nuestra mesa para combatir el frío y entrar rápidamente en calor. Y cuando pillas un resfriado parecen recomponer el cuerpo, el espíritu y el alma de golpe.

¿Hay algo más sano que una sopa hecha en casa? Las sopas de sobre contienen un nivel de sodio sensiblemente alto y una importante cantidad de aditivos alimentarios, dentro de los cuales está el glutamato monosódico, por lo que no resultan muy beneficiosas para nuestra salud. Si dispones de tiempo y quieres cuidarte un poco, prepara una rica sopa de tomate baja en calorías y cargada de vitaminas.

La simplicidad de la elaboración es máxima: solo necesitas reunir los ingredientes necesarios y ponerte manos a la obra. Saludable, ligera, digestiva, antioxidante, diurética y con un delicioso sabor a mediterráneo: la sopa de tomate constituye un magnífico tentempié del que puedes disfrutar sin remordimientos.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 1 kg de tomates maduros
  • 1 cebolla tierna
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo o verde
  • 1 zanahoria
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Menta, perejil o albahaca (para decorar)
  • Pan o huevo duro (opcional)

Preparación

El primer paso que seguiremos para elaborar esta sabrosa sopa de tomate es lavar, pelar y picar en trozos menudos la cebolla, el pimiento, los dientes de ajo y la zanahoria. Cuando estén picados bien finos, calienta una olla con un chorrito de aceite de oliva e incorpora estos ingredientes para que se doren y cocinen. Debes pocharlos a fuego lento para que estén en su punto. Salpimenta al gusto.

Mientras las verduras se van pochando despacio, retira el pedúnculo de los tomates, hazles unos cortes en forma de cruz y escáldalos en una cazuela con agua hirviendo durante cerca de un minuto. Recuerda que con tomates maduros la sopa quedará con un sabor más intenso. Deja enfriar los tomates, pélalos y pícalos en trozos pequeños. Verás que la piel sale prácticamente sola y sin esfuerzo alguno.

Cuando las hortalizas estén rehogadas, incorpora los tomates troceados, remueve un poco y cubre los vegetales con agua. El tiempo de cocción aproximado es 20 minutos a fuego medio. En cuanto esté lista, verás que la sopa de tomate adquiere ese atractivo color rojizo que la caracteriza.

Por último, pásala por la batidora hasta obtener una textura cremosa y fina, rectifica de sal y decora con hierbas aromáticas al gusto. Puedes acompañar la sopa de tomate con un huevo duro picado, o un huevo escalfado, unos espárragos salteados o un poco de pan cortado en rebanadas.

Propiedades saludables

El tomate es el ingrediente estrella de una sopa sana y natural perfecta para cualquier almuerzo o cena. Este fruto es adecuado para desintoxicar el organismo, proteger la salud cardiovascular y prevenir el cáncer, ya que contiene antioxidantes tan potentes como el licopeno y el glutatión.

Constituye una fuente natural de vitamina C y A y aporta potasio, magnesio, fósforo y calcio, entre otros minerales. Además, posee muy pocas calorías y es baja en sodio, por lo que tiene cabida en la dieta de personas que sufren hipertensión.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.