Síntomas del embarazo

Hipersensibilidad e hinchazón de los senos, fatiga, náuseas y vómitos, mayor ganas de orinar e incremento de la temperatura son algunos síntomas propios del embarazo
24 de septiembre de 2013
Etiquetas
sintomas embarazo

El cansancio y el sueño están vinculados con la presencia de las hormonas del embarazo, síntomas que podrían significar que se está embarazada | Mahalie S.

¿Sospechas que estás embarazada? Un test de embarazo puede sacarte de la duda después de un retraso en el período o la menstruación, pero la espera, como dice el refrán, desespera. Si no llevas un exhaustivo control de las fechas de tu ciclo menstrual, o si son irregulares, es posible que no estés segura de cuándo esperas el próximo período. La mayoría de las mujeres contempla la posibilidad de estar encinta a raíz de la ausencia de la menstruación, pero este no es el único signo que constituye el diagnóstico presuntivo de embarazo.

Hay varios indicios que te pueden dar pistas sobre si estás o no esperando un bebé. No se trata de señales inequívocas, sino de síntomas frecuentes que anuncian la próxima llegada de la cigüeña. Ten en cuenta que cada mujer reacciona de un modo distinto al embarazo, y que muchas solo se percatan de que lo están después de la primera falta. Algunas embarazadas presentan todos los síntomas, mientras que otras no notan ninguno o no los experimentan con la misma intensidad, de modo que la prueba realizada por los profesionales médicos tiene siempre la última palabra.

A continuación, exponemos los síntomas más comunes del embarazo que puedes percibir antes de la falta en el período menstrual tras mantener relaciones sexuales.

Los síntomas del embarazo varían de unas mujeres a otras

Dejando al margen la amenorrea, la hipersensibilidad e hinchazón de los senos es uno de los primeros indicadores de embarazo, aunque puede confundirse con un signo de la propia menstruación. Los senos se vuelven más sensibles y aumentan de tamaño debido al aumento de los niveles hormonales. La areolas, o círculos de color rosa que rodean los pezones, se oscurecen, y en ellas van apareciendo pequeñas erupciones que antes no estaban ahí.

También es frecuente que se produzca un leve sangrado vaginal entre siete y diez días después de la fecundación. Es posible notar un mayor cansancio o sensación de fatiga durante las primeras semanas, como si atravesáramos un resfriado o nos sintiéramos exhaustas tras un día agotador. Las náuseas y vómitos no solo se manifiestan meses después de concebir, puesto que algunas mujeres sienten estas desagradables molestias un poco antes y a cualquier hora del día.

Durante el embarazo el sentido del olfato se agudiza. De repente empiezas a prestar atención a olores que antes pasaban desapercibidos y a notar que ciertos aromas te causan repulsión. Asimismo, puede que tengas ganas de comer determinados alimentos y que rechaces comidas con las que antes disfrutabas, los llamados antojos.

Poco tiempo después de quedar embarazada es probable dar numerosos paseos al baño, ya que aumenta la frecuencia miccional. Otra señal de un posible embarazo es el incremento de la temperatura basal, la que tenemos en reposo.

Los cambios hormonales propios de la gestación podrían hacer que detectes que la ropa te sienta un poco más ajustada o apretada de lo normal en la zona de la cintura. Puede aparecer hinchazón abdominal, dolor pélvico, flatulencias, somnolencia y cambios de humor cuando las hormonas del embarazo empiezan a hacer de las suyas.

En Muy en forma | Mitos del embarazo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.