Síntomas del ácido úrico

El ácido úrico en sangre puede darse sin síntomas evidentes. Pero una de las manifestaciones más comunes es el dolor pulsátil y opresivo en la articulación del dedo gordo del pie, del tobillo o de la rodilla
30 de octubre de 2013
Etiquetas
acido urico sintomas

Al ser rica en purinas, la carne puede incrementar los niveles de ácido úrico y, por consiguiente, sus síntomas | Carl J.

Referirse al ácido úrico es hacerlo a una sustancia que se produce forma natural en el organismo a partir de la descomposición de las purinas, un tipo de proteínas presente en los alimentos que consumimos de manera regular.

Los riñones se encargan de filtrar la mayor parte de ácido úrico y de eliminarlo a través de la orina, pero cabe la posibilidad de que se acumule o forme cristales y cálculos provocando lesiones. Una alta concentración de ácido úrico en el torrente sanguíneo debido, por ejemplo, a la excesiva ingesta de carne roja podría originar enfermedades tan dolorosas y molestas como la gota. Se trata de un tipo de artritis causada por la hiperuricemia o los niveles de ácido úrico en sangre por encima de lo normal, ya bien sea porque el cuerpo lo produce en demasía o porque tiene dificultades para eliminarlo.

La hiperuricemia puede darse sin síntomas evidentes; en ocasiones las personas que padecen esta condición no lo descubren hasta que el médico observa en su analítica de sangre que el nivel de ácido úrico supera los valores normales.

Como ya hemos comentado, el exceso de ácido úrico favorece la formación de cristales que se depositan en una o unas pocas articulaciones generando inflamación, por lo que el dolor opresivo en la articulación de la rodilla, del tobillo o del dedo gordo del pie sería uno de los síntomas más comunes del ácido úrico alto.

Otros de los signos que ponen de relieve el exceso de ácido úrico en la sangre son la taquicardia, los escalofríos y la fiebre. En algunos casos también pueden aparecer molestias al orinar o problemas renales derivados de la formación de cálculos.

Cabe señalar que las personas más proclives a tener el ácido úrico elevado son las de sexo masculino, aquellas con antecedentes familiares de gota y las que abusan del alcohol.

Ante la manifestación de enfermedades como la gota y la artritis, suelen administrarse fármacos bajo prescripción médica, además de ofrecer recomendaciones como la de llevar una dieta baja en purinas (los alimentos ricos en estas sustancias son las vísceras, las carnes, los pescados azules y los mariscos), consultando antes con un profesión en el campo de la nutrición.

Como siempre recordamos, comer de manera saludable y equilibrada es la mejor manera de prevenir estas y otras patologías.

En Muy en forma | Dieta y ácido úrico

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.