Síntomas de la gingivitis

Los síntomas de la gingivitis son la inflamación, enrojecimiento y sangrado de las encías al comer, cepillar los dientes o pasar el hilo dental. En algunos casos también se experimenta mal aliento o mal sabor de boca
5 de agosto de 2013
Etiquetas,  
gingivitis sintomas

Si tus encías están rojas, inflamadas y sangran con facilidad, podrías sufrir gingivitis | Syrup-tendons

Enfermedades periodontales como la gingivitis están a la orden del día y siempre debemos tratarlas rápidamente para que no conduzcan a afecciones bucales mucho más graves.

La cavidad bucal sirve de puerta de entrada para numerosos microorganismos y está expuesta al ataque de gérmenes y bacterias que amenazan nuestra salud bucodental. No le damos suficiente importancia a la higiene y el cuidado de los dientes, lo que puede ocasionar daños permanentes a la larga.

¿Cómo sé si tengo gingivitis?

La gingivitis es una enfermedad que afecta por igual a los dos sexos –incluso se observan cada vez más casos de gingivitis infantil– y, generalmente, su cuadro clínico pasa inadvertido.

Los signos y síntomas más claros de la gingivitis son las encías sensibles, inflamadas y enrojecidas que pueden sangrar con el cepillado o al hacer uso del hilo dental. Otra de las señales es la retracción de las encías, lo que le confiere a los dientes una apariencia más alargada. También se pueden formar bolsas profundas entre los dientes y las encías, donde se juntan la placa bacteriana y los restos de comida. Hay personas que experimentan mal aliento o mal sabor de boca aun cuando la enfermedad no se encuentra en fase avanzada.

La gingivitis puede pasar totalmente desapercibida hasta que se agrava, puesto que se desarrolla sin producir dolor y con síntomas discretos. Incluso es posible que tengas algún grado de enfermedad de las encías sin notar ningún síntoma, ya que podría afectar exclusivamente a dientes como los molares.

Tratamiento

La gingivitis tiene fácil solución con el tratamiento adecuado, pero puede transformarse en periodontitis (movilidad y pérdida de piezas dentales) si no recibe atención temprana.

Recordemos que la gingivitis se caracteriza por la inflamación, enrojecimiento y sangrado de las encías a causa de la presencia de placa bacteriana, por lo que una limpieza dental profesional es una de las primeras medidas a fin de reducir su inflamación.

La limpieza dental diaria debe efectuarse mediante un cepillo dental de cerdas suaves, hilo dental y enjuague bucal sin alcohol y con clorhexidina, un potente antiséptico que impide la formación y desarrollo de la placa bacteriana.

Si quieres asegurarte de que no padeces gingivitis, acude a la consulta de un dentista u odontólogo de forma periódica para someterte a una revisión dental completa.

En Muy en forma | Cómo cepillarse los dientes correctamente

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.