Serotonina: función

La serotonina es una sustancia sintetizada por el cerebro que se relaciona comúnmente con el estado de ánimo. Funciona como neurotransmisor, participando en diversas funciones biológicas. Además, la serotonina es necesaria para la producción de la melatonina, la hormona que regula los ciclos del sueño
15 de Junio de 2015
Etiquetas
serotonina función

La serotonina regula el estado de ánimo, entre otras funciones | Melycgcg

¿Qué es la serotonina? ¿Cuál es su función? La serotonina es un agente químico sintetizado por el cerebro que transmite señales entre las células nerviosas. Principalmente actúa de neurotransmisor, interviniendo en funciones fisiológica como la regulación de los ciclos del sueño, el control del estrés, el apetito o la temperatura corporal.

La serotonina ha estado siempre muy vinculada al estado de ánimo, en concreto a la sensación o el sentimiento de felicidad. No obstante, las últimas investigaciones ponen en duda que esta sea la verdadera función de la serotonina revelando que podría tener más que ver con la paciencia que con el bienestar.

Un neurotransmisor que regula muchas funciones de nuestro cuerpo

La serotonina funciona como el reloj interno de nuestro cuerpo. Dado que es un neurotransmisor, influye en la mayoría de células del cerebro ya sea directa o indirectamente. Desempeña un papel determinante en el sistema nervioso central, así como en el funcionamiento general del cuerpo, especialmente en el tracto digestivo.

Además de equilibrar el deseo sexual y regular procesos corporales como la saciedad, la serotonina participa en la producción de diversas hormonas. La melatonina, hormona encargada de la regulación del sueño que segrega la glándula pineal, es sintetizada a partir de de esta sustancia.

Asimismo, la serotonina interviene en otros neutrotransmisores como la dopamina y la noradrenalina, los cuales guardan relación con la ansiedad, el miedo, la agresividad y los trastornos o desórdenes alimenticios.

Se considera que la serotonina es la encargada de mantener en equilibrio el estado anímico. De hecho, parece que la serotonina guarda un estrecho vínculo con la depresión. No obstante, no se sabe a ciencia cierta si los niveles bajos de serotonina favorecen la depresión o, si por el contrario, la depresión causa una disminución en los niveles de serotonina.

Dicha sustancia también podría estar implicada en la aparición del trastorno obsesivo compulsivo (TOC), la esquizofrenia, la hiperactividad infantil, comportamientos violentos o estados de agresividad, cambios de humor, problemas de concentración e insomnio.

Serotonina: ¿hormona de la felicidad o de la paciencia?

Quizá cada vez estemos más cerca de descubrir cuál es la función central de la serotonina, que comúnmente se relaciona con la sensación de felicidad o alegría por estar presente en fármacos antidepresivos.

Y es que una investigación de la Fundación Champalimaud de Lisboa, publicada recientemente en la revista Current Biology, refleja que la conexión de la serotonina es más directa con la paciencia que con el confort o el bienestar.

Experimentos realizados a ratones llevan a los científicos a esta conclusión, y a defender la teoría de que la función principal de la serotonina no es la alegría. Sostienen que no solo los antidepresivos contribuyen a la producción de serotonina, que hongos y LSD, entre otras drogas y alucinógenos, causan el mismo efecto y no se vinculan al sentimiento de felicidad. En otras palabras, según este estudio, la alegría o el bienestar no sería un efecto directo de la serotonina.

Dado que todavía hay poca información para valorar el impacto de la serotonina en la alegría y la felicidad, se siguen encontrando pistas que nos ayuden a entender cuál es la verdadera función de esta sustancia sintetizada por nuestro cerebro y cómo afectan los fármacos a su funcionamiento.

Un comentario
  1. Guillermo Cervera
    Publicado el 11 Diciembre, 2016 a las 17:40 | Enlace

    Como se puede sustituir o con que alimentos o sustancias la serotonina para que envie de nuevo los impulsos sexuales como cuando no había tantos problemas, como ansiedad, estrés, problemas económicos… que casi la mayoría de las personas lo tienen.

    Le agradezco de antemano sus atenciones y su respuesta

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.