Salvado de avena para adelgazar

El salvado de avena es un suplemento nutricional cuya propiedad más destacable es contribuir a la pérdida de peso. Por su elevado contenido en fibra soluble produce sensación de saciedad y retrasa el hambre, favoreciendo así adelgazar. Además, es ingrediente estrella de numerosas dietas
15 de Septiembre de 2015
salvado de avena para adelgazar

Salvado de avena, rico en fibra y vitaminas, ideal para adelgazar | Muyenforma.com

Consumir salvado de avena es sinónimo de aprovechar las múltiples propiedades y beneficios de este nutritivo cereal. El salvado de avena ayuda a retrasar la absorción de la glucosa y a reducir el colesterol, pero es más conocido por su capacidad para adelgazar y facilitar la pérdida de peso.

Pese a ser más la parte más nutritiva del grano, el salvado se elimina durante el proceso de refinamiento de los cereales. En este caso correspondería a la cascarilla o la capa externa del grano de avena, la cual contiene vitaminas, fibra y otros nutrientes beneficiosos para la salud del organismo.

Propiedades del salvado de avena

¿Qué nos ofrece el salvado de avena? ¿Qué propiedades nutricionales aporta a nuestra salud? El salvado de avena es rico en vitaminas del grupo B, vitamina E y ácido fólico. Aporta hidratos de carbono (de lenta absorción, fuente recomendable de energía), proteínas y sales minerales (magnesio, fósforo, potasio, sodio, calcio, manganeso…), además de grasas mayoritariamente poliinsaturadas.

Pero si por algo destaca el salvado de avena es por la cantidad de fibra soluble que contiene, la cual retrasa la aparición del hambre creando una sensación duradera de saciedad. Es, sin duda, un componente clave en la composición del salvado de avena, puesto que le confiere gran parte de las propiedades adelgazantes que se le atribuyen.

¿Funciona para adelgazar? ¿Cómo se toma?

El salvado de avena se ha convertido en un gran aliado de las dietas adelgazantes, especialmente del afamado método Dukan. Aumenta su volumen en el estómago al mezclarse con agua y nos hace sentirnos más saciados, contribuyendo así a mantener el hambre a raya y perder peso.

Por sus propiedades para disminuir las tasas de colesterol, resulta doblemente beneficioso cuando existe sobrepeso además de elevados niveles de lípidos en sangre. Por otra parte, regula el tránsito intestinal y previene el estreñimiento, un problema común cuando se empieza una dieta para adelgazar.

Habitualmente, el salvado de avena se toma mezclado con yogur, zumo, leche o bebidas vegetales. Su suave textura y sabor neutro permiten utilizarlo en diversas preparaciones: ensaladas, sopas, crepes, pasta, arroces e incluso postres, además de galletas, tortitas, barritas de cereales o pan.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Sin embargo, más no siempre es mejor. Hay que ser prudentes con la cantidad de salvado de avena que consumimos, puesto que en dosis elevadas genera más desventajas que ventajas para la salud.

Se trata de un suplemento nutricional que ha de tomarse con abundante líquido. Para saber cuál es la cantidad que debemos ingerir al día, siempre es recomendable consultar con nuestro médico, dietista o nutricionista para evitar excedernos y sufrir problemas intestinales: diarrea, gases o hinchazón de vientre. Ten en cuenta que tomar demasiada fibra puede interferir en la absorción de nutrientes.

Lo mejor es empezar con cantidades pequeñas hasta alcanzar las dosis recomendadas. Si se padece algún tipo de colitis o diverticulitis, se debe evitar consumir el salvado de avena, al menos hasta que el especialista lo apruebe.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.