La sal podría favorecer el desarrollo de la esclerosis múltiple

Además de elevar el riesgo de padecer hipertensión, la sal podría favorecer el desarrollo de enfermedades autoinmunes, como la esclerosis múltiple
14 de julio de 2014
Etiquetas
sal esclerosis multiple

La OMS recomienda consumir como máximo 6 gramos de sal al día | Nick H.

La ingesta excesiva de sal acarrea numerosos problemas de salud, asociados tanto con patologías cardiovasculares como con insuficiencia renal, cáncer de estómago y osteoporosis. Hay estudios clínicos que demuestran que una reducción en el consumo diario de sal disminuiría el número de enfermedades cardíacas, alargando a su vez la esperanza de vida. Cocinar sin sal, evitar comprar comida precocinada a menudo y retirar el salero de la mesa son medidas beneficiosas que todos podemos empezar a aplicar para prevenir enfermedades y estar más sanos.

No es cuestión baladí controlar la cantidad sal que consumimos, puesto que en España se ingiere el doble de sal de la cuota diaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud. Esto se traduce en una media de 11 gramos al día frente a los 6 gramos que establece como máximo el organismo internacional de salud pública. No es la primera vez que nos alertan de que el sobreconsumo de sal eleva el riesgo de sufrir hipertensión, pero quizás, hasta ahora, desconocíamos que la sal podría favorecer el desarrollo de esclerosis múltiple y artritis reumatoide.

Un estudio con animales que la investigadora científica del departamento de neurología de la Universidad de Yale, Margarita Dominguez-Villar, ha presentado en la conferencia La sal de la vida en el 40º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatología (SER) demuestra que, in vitrouna elevada concentración de sal favorece la regeneración de células Th17, células implicadas en la patología de muchas enfermedades autoinmunes, como la esclerosis múltiple (EM).

En el modelo in vivo los investigadores impusieron una dieta rica en sal a un grupo de ratones modificados genéticamente, tras lo que descubrieron que los animales que consumían mucha sal enfermaban antes y presentaban síntomas más graves. Como el estudio solo se ha probado con animales, la experta se muestra aún cautelosa y advierte que es preciso realizar ensayos clínicos con pacientes con esclerosis múltiple en los que se controle la ingesta de sal para comprobar si la enfermedad mejora.

Asimismo, otro estudio llevado a cabo por Loreto Carmona, directora del Instituto de Salud Musculoesquelética, en Madrid, halla una asociación sólida entre los “adictos” a la sal y la artritis reumatoide (AR). Después de recabar datos experimentales en células en cultivo y ratones y analizar los resultados, la especialista ha conseguido esclarecer que la sal y la artritis reumatoide están vinculados de alguna manera, puesto que se registra más AR entre los que consumen más de 8 gramos de sal al día que entre los que ingieren una cantidad inferior a 3 gramos.

En Muy en forma | Los alimentos que aportan más sal a la dieta diaria

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.