Ruibarbo, una verdura con muchas propiedades

El ruibarbo es fuente de fibra dietética, vitaminas y minerales como el potasio y el calcio
24 de Abril de 2015
ruibarbo propiedades

El ruibarbo destaca por su aporte en nutrientes y propiedades saludables | Rodtuk

Se trata un ingrediente habitual en las recetas de postres británicos y centroeuropeos, pero mucho menos frecuente en la gastronomía española. Lo cierto es que el ruibarbo no se consigue con facilidad en cualquier frutería de barrio ni está muy presente en nuestra dieta. No obstante, suele comercializarse en tiendas con productos de importación y supermercados de origen inglés o alemán.

Aunque se considera una fruta, botánicamente el ruibarbo es una verdura que a menudo forma parte de preparaciones dulces. Además de emplearse en la elaboración de multitud de postres, dulces y repostería, en la antigüedad se utilizaba con fines medicinales. Y es que este vegetal esconde valiosas propiedades y nutrientes que iremos desvelando a continuación.

Rico en minerales y vitaminas

El ruibarbo posee un alto contenido de fibra dietética, vitaminas y sales minerales. Como el resto de las verduras, no tiene un aporte de carbohidratos muy significativo ni un valor calórico elevado. Tampoco encabezaría la lista de alimentos proteicos, porque la cantidad de proteínas que aporta es prácticamente insignificante.

Uno de los componentes más destacados del ruibarbo es la fibra, cuyos efectos beneficiosos para la salud del aparato digestivo y del organismo en general son bien conocidos por todos. Entre otros de los micronutrientes que aporta este curioso vegetal se encuentran el calcio y el potasio, dos de los minerales más abundantes en su composición. Las propiedades diuréticas del ruibarbo hacen que esté indicado para combatir la retención de líquidos.

En lo que respecta a su contenido vitamínico, proporciona vitamina E, vitaminas del complejo B y vitaminas K y C en menor medida.

De este exótico alimento únicamente se consumen los tallos, puesto que tanto su raíz como sus hojas pueden resultar tóxicas. De hecho, las hojas del ruibarbo contienen ácido oxálico u oxalatos que no son ni saludables ni agradables al paladar. Por lo tanto, de este vegetal de textura carnosa solo aprovecharíamos el pecíolo de su hoja o tallo.

Cocinar con ruibarbo

Los tallos de ruibarbo, de color entre verde y rojo brillante, recuerdan al apio. Su sabor ácido complementa a la perfección el dulzor del azúcar, por lo que a menudo se utiliza para elaborar deliciosas confituras, mermeladas y rellenos para tartas y pasteles.

La mermelada de ruibarbo no es ni mucho menos la única exquisitez que puedes preparar con este vegetal, ya que también se usa en preparaciones saladas. En países europeos se añade a ensaladas, sopas y guisos, y sirve como acompañamiento de carnes y pescados. Incluso forma parte de salsas y bebidas típicas de algunas regiones.

Además de aportar un toque de color y un sabor especial, el ruibarbo es una buena alternativa para enriquecer nuestros platos con minerales y vitaminas.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.