Remedios para la resaca

Lo mejor para mitigar los síntomas de la resaca es beber mucha agua, seguir una dieta ligera e hidratante, con vitamina C, y dormir el máximo tiempo posible
30 de diciembre de 2012
Etiquetas,  
remedios resaca

Malestar, dolor de cabeza y náuseas son los principales síntomas de la resaca | Rockies

¿En qué pensáis cuando llegan las fiestas navideñas? Lo primero que nos viene a la mente son las comilonas familiares, los regalos, las luces en las calles y, efectivamente, la resaca. ¿Quién no se ha levantado con resaca después de una cena de trabajo, una noche de marcha con los amigos o una cena con la familia?

Malestar, náuseas, dolor de cabeza, diarrea, temblor o fatiga son algunos de los síntomas tras una noche loca en la que hemos abusado del alcohol. Y aquí viene la gran pregunta: ¿cómo evitar la resaca? Muchos son los especialistas que aseguran que no existe ningún remedio milagroso que pueda combatir con el malestar que nos deja una noche de excesos. Sin embargo, desde Muy en forma queremos ofreceros algunos consejos para mitigar las consecuencias de la consabida resaca.

Para la resaca… ¡sigue estos consejos!

Beber mucha agua

El consumo excesivo de alcohol provoca que nuestro organismo se deshidrate. Para evitarlo, nada mejor que el agua para comenzar a eliminar las toxinas y depurar nuestro organismo. Comienza por beber un vaso de agua antes de acostarte y otro al levantarte.

Toma un desayuno liviano

Aunque no las elimine completamente, un desayuno liviano nos ayudará a eliminar las toxinas que ha dejado el alcohol en nuestro cuerpo. Una infusión, un zumo de tomate o de pomelo, cereales, tostadas o miel son algunos de los productos que nos ayudarán a sentirnos mejor. Por el contrario, el café o desayunos muy calóricos y pesados nos provocarán un efecto negativo y alargarán los síntomas de la resaca.

Asimismo, huye de las comidas copiosas y excitantes. Hasta que no nos hayamos recuperado y eliminado todo el alcohol que haya en nuestro organismo es mejor evitar el café, los guisos y estofados, así como cualquier tipo de alimento frito o con exceso de grasa, ya que nos harán sentir pesados y fatigados.

Vitamina C

Consumir mucha vitamina C nos ayudará a revitalizarnos y a combatir los efectos de la borrachera. Como sabéis, las naranjas son grandes proveedoras de este nutriente, pero también lo son frutas como el kiwi o las frambuesas, o las verduras como el brócoli, los pimientos o las espinacas.

Tu hígado

Aunque todo nuestro organismo se ve afectado, uno de los órganos que padece más las consecuencias de nuestros excesos con el alcohol es el hígado. Para ayudarlo a eliminar cualquier rastro de alcohol, es conveniente mantener una dieta diurética y digestiva en la que combinemos alimentos ricos en sales minerales, frutas frescas y comida al vapor o a la plancha.

Relájate

Una ducha de agua tibia mezclada a intervalos de agua fría nos aliviará y hará que nos sintamos más despejados y relajados. Podemos repetirla varias veces al día, aunque es importante evitar cambios bruscos de temperatura y quedarnos con la sensación de frío en el cuerpo.

Descansa

Y por último… ¡duerme todo lo que necesites! Es importante que nuestro cuerpo descanse y emplee toda su energía en eliminar el alcohol ingerido.

Mitos de la resaca

Como hemos visto, hay muchas maneras de disminuir los efectos de una noche de excesos de alcohol. Sin embargo, corren algunos rumores de remedios que prometen eliminar los efectos del alcohol y, en realidad, lo único que consiguen es hacer más daño a nuestro organismo. Alguno de ellos son los siguientes:

Continuar bebiendo alcohol

Este mito tan popular que afirma que tomarnos otro trago por la mañana nos ayudará a eliminar la resaca es completamente erróneo. De hecho, es todo lo contrario de lo que tenemos que hacer. Nuestro organismo necesita eliminar todas las toxinas que hemos consumido la noche anterior y, en este caso, lo único que conseguimos es alargar el malestar y prolongar la borrachera.

Medicamentos

Ingerir algún tipo de medicamento tampoco nos va a ayudar. Los analgésicos, paracetamoles o aspirinas lo único que consiguen es irritar el estómago o hacer que aumente el ritmo de “trabajo” del hígado, que ya de por sí está manteniendo un esfuerzo considerable para conseguir eliminar el alcohol de nuestro organismo.

En Muy en forma | ¿Qué cantidad de alcohol puedo beber a diario?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.