Relajantes musculares naturales

Los relajantes musculares naturales son plantas o hierbas con propiedades parecidas a las de los fármacos antiinflamatorios. Poseen acción sedante y ayudan a relajar los músculos. Entre los mejores relajantes musculares naturales se encuentran el romero, la manzanilla, la pasiflora, la valeriana y la lavanda
7 de agosto de 2015
Etiquetas
relajantes musculares naturales

Entre las infusiones hallamos estupendos relajantes musculares naturales | Muyenforma.com

El estrés, cargar demasiado peso, trabajar en una oficina sentados frente al ordenador durante muchas horas y adoptar malas posturas al dormir nos pasa factura en forma de dolores y contracturas musculares y articulares. Principalmente, los músculos del cuello, cervicales, hombros, espalda y abdomen sufren, se debilitan y se van volviendo rígidos y perdiendo su flexibilidad con el tiempo, llegando a provocar molestias, dolor y limitación de la movilidad.

¿Recurres rápidamente a los fármacos antiespasmódicos y antiinflamatorios cuando te duele la espalda o notas rigidez y un ligero dolor en el cuello? Para aliviar la tensión y relajar los músculos, también puedes probar remedios naturales caseros que poseen propiedades calmantes y relajantes, los conocidos como relajantes musculares naturales.

¿Qué son los relajantes musculares naturales?

Se entiende por relajantes musculares naturales aquellas plantas que actúan de manera parecida a los medicamentos que se prescriben para calmar el dolor y la tensión muscular. La principal ventaja de estas hierbas tradicionalmente utilizadas como relajantes musculares es que no ocasionan los efectos secundarios de los fármacos antiinflamatorios.

Cualquier herboristería o tienda naturista dispone de una gran variedad de hierbas y plantas para combatir los dolores musculares. A continuación encontrarás algunos ejemplos y nombres de los mejores relajantes musculares naturales, y te explicaremos cuáles son las propiedades de cada uno de ellos y cómo tomarlos.

Romero

Aparte de aportar sabor y aroma a muchos platos, el romero resulta idóneo para la relajación de los músculos y el alivio de los calambres, espasmos y dolores musculares. Para beneficiarte de las propiedades de esta planta medicinal, puedes preparar un baño de inmersión con un poco de romero o bien realizar masajes en las zonas doloridas e inflamadas con aceite o alcohol de romero.

Valeriana

Conocido es el efecto sedante y la actividad antiespasmódica de la valeriana, una planta especialmente interesante para aliviar los músculos contracturados y la tensión del cuello. Además, se emplea como tranquilizante suave para controlar el nerviosismo, la ansiedad y la tensión, y ayudar a conciliar el sueño a personas con insomnio.

Puedes aprovechar las propiedades de esta planta tomando una infusión o un comprimido de valeriana, grageas naturales de venta en farmacias y tiendas de dietética.

Manzanilla

Gracias a sus numerosas propiedades curativas y medicinales, la manzanilla es otra de las plantas que a menudo se utiliza para tratar los espasmos musculares, el dolor de cabeza tensional, los dolores menstruales y los trastornos digestivos de origen nervioso. Posee una acción tranquilizante suave que relaja los músculos que están tensos, y consigue reducir la inflamación muscular y aliviar los dolores y calambres gracias a sus propiedades antiinflamatorias. Lo más habitual es tomar una infusión de manzanilla.

Pasiflora

La pasiflora, pasionaria o flor de la pasión es tan bella a simple vista como valiosa por dentro. Sus pétalos contienen flavonoides y fitoesteroles con poder antioxidante, así como compuestos que le confieren capacidad analgésica y relajante. Posee efecto sedante y está indicada en casos de insomnio, ansiedad, trastornos nerviosos, contractura muscular…

La manera más frecuente de tomar esta planta es en infusión, aunque el aceite esencial de pasiflora también se emplea para hacer masajes suaves con el fin de deshacerse de las contracturas y los dolores musculares.

Lavanda

La lavanda es una hermosa flor de color lila con acción antiinflamatoria y efecto relajante. El aceite esencial de lavanda se debe aplicar sobre la zona afectada o dolorida mediante suaves masajes que consigan aliviar las molestias y relajar los músculos.

A tener en cuenta antes de tomar relajantes musculares naturales

Conviene consultar a un profesional de la salud antes de tomar relajantes alternativos, ya que los productos naturales o fitoterapéuticos también presentan contraindicaciones. Algunas hierbas pueden anular, interferir u oponerse a la acción de ciertos fármacos.

También es importante saber cuál es dosis adecuada de la planta que se va a tomar. En caso de no adquirir el producto en cápsulas, debemos conocer la forma de presentación y la cantidad recomendada para maximizar los beneficios de estos relajantes musculares naturales.

Un comentario
  1. Nubia Mireya Ramos
    Publicado el 12 noviembre, 2016 a las 16:24 | Enlace

    Relajantes para dolores de fibromialgia..

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.