Recomendaciones sobre el consumo de hidratos de carbono

Te damos unas pautas a seguir para incluir en tu dieta carbohidratos de calidad y conocer las diferencias entre los hidratos de carbono simples y los complejos
3 de Octubre de 2011
recomendaciones hidratos carbono

Evita consumir calorías procedentes de azúcares industriales | Acebal

¿Cuántas veces te habrás preguntado si consumes demasiados hidratos de carbono? El auge de las llamadas dietas proteicas, como la Atkins o Dukan, han propiciado que muchas personas se cuestionen si deben reducir o restringir su consumo de carbohidratos e incrementar la ingesta de proteínas para poder adelgazar o, simplemente, bajar algunos kilos de más en el menor tiempo posible. Un gran porcentaje desconoce que los hidratos son la base de nuestra alimentación, aquellos que le proporcionan al cerebro y al sistema nervioso la energía necesaria para rendir a lo largo de la jornada.

El primer paso a seguir es evaluar si consumimos más calorías de las que gastamos y cuál sería la proporción que proviene directamente de los hidratos de carbono, no sin antes tener en cuenta que nuestra alimentación debe estar conformada entre un 50 y 60% de hidratos, 20% de proteínas y 20% de grasas.

No tomar suficientes carbohidratos puede provocar un déficit de nutrientes, y excederse en su ingesta incrementa las calorías totales. Ahora bien, tenemos que ser capaces de diferenciar los hidratos simples de los complejos, estos últimos deben predominar sobre los primeros que carecen de vitaminas, minerales y otros nutrientes importantes.

A continuación te daremos algunos consejos que te ayudarán seleccionar los hidratos de mayor calidad cuando elabores tu menú dario.

Sustituye las harinas refinadas por harinas integrales

Si elaboras tu propio pan casero puedes incluir semillas de chía o de sésamo, que además de aportar muchísimo sabor tienen un alto contenido en aceites saludables.

Evita la bollería industrial

Evítala o trata de reemplazarla por dulces caseros. De este modo, sabrás a ciencia cierta la procedencia y calidad de cada uno de los ingredientes.

Incrementa el consumo de legumbres

Come más legumbres, ya que, a diferencia de otros alimentos, no producen una subida brusca del nivel de azúcar en sangre.

Toma más frutas y verduras

Ingiere más verduras y frutas para desplazar a los alimentos ricos en grasas saturadas y prevenir enfermedades cardiovasculares.

Di “no” a azúcares simples y grasas

Prescinde de las golosinas, patatas fritas y bebidas carbonatadas. Apuesta por los cereales sin azúcar que podrás acompañar con yogur, fruta fresca y frutos secos.

En Muy en forma | ¿Qué es la carga glucémica? ¿Cómo afecta al organismo?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.