Todo sobre la quinoa

La quinoa es un pseudoceral muy completo y nutritivo, de fácil digestión y libre de gluten. Destaca, entre otras cosas, por la calidad de sus proteínas. Asimismo, como tiene un índice glucémico bajo, es apropiada para diabéticos y personas que desean adelgazar sin pasar hambre
17 de octubre de 2014
Etiquetas,  
quinoa

Quinoa, tesoro nutricional repleto de propiedades y beneficios para la salud | Muyenforma.com

Consumida desde hace milenios en los países andinos e incorporada al régimen alimentario de los astronautas de la NASA, la quinoa ha logrado seducir al planeta por su versatilidad e indiscutibles propiedades nutritivas. Ha pasado de ser un cultivo infravalorado a estar en auge a nivel mundial, ya que se caracteriza por ser un alimento completo, que responde a las necesidades nutricionales de la época, de fácil digestión y sin gluten, siendo adecuado para los celíacos.

¿Qué es la quinoa?

Aunque popularmente se considere un cereal, la quinoa o quinua es una semilla con un valor nutritivo, una apariencia y un uso similar al de los cereales comunes, razón por la cual la ubicamos en esta familia de alimentos. Este grano se compara con los cereales por su composición y forma de consumo y recibe la denominación de pseudocereal.

Existen muchos tipos de quinoa en función de la forma, el color y el tamaño, siendo las más apreciadas las de grano blanco y grande. Su delicado y agradable sabor recuerda al arroz integral, pero tiene una textura suave que se asemeja al cuscús.

Hoy en día, se puede comprar en cualquier herboristería o centro especializado en dietética y nutrición, aunque cada vez es más frecuente verla en los estantes de los supermercados, incluso como leche vegetal, harina…

Propiedades y beneficios

Tal y como señala la FAO, la quinoa destaca por su grandes propiedades nutricionales. Cuenta con ocho de los nueve aminoácidos esenciales, es decir, su proteína es de gran calidad. Por tanto, el consumo de quinoa es muy recomendable para personas vegetarianas, dietas con aporte proteico deficitario y deportistas preocupados por una nutrición óptima, aunque cualquiera que desee diversificar su alimentación, no engordar y estar sano puede incluirla en su lista de la compra.

Además de proteínas de gran calidad y disponibilidad, la quinoa posee en su composición hidratos de carbono complejos y ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y omega 6. Estas cualidades aportan a la quinoa propiedades beneficiosas para nuestra salud cardiovascular y para prevenir enfermedades cardíacas como la arterioesclerosis.

quinoa recetas

La quinoa se presta a elaborar numerosas recetas y platos | Muyenforma.com

Representa una excelente fuente de fibra soluble e insoluble, así que otro de los beneficios de la quinoa es su capacidad saciante y su potencial para el control del peso y de la obesidad. Después de comer quinoa nos sentimos satisfechos durante más tiempo y evitamos picar entre horas, por lo que puede servir de comodín en dietas de adelgazamiento. Su alto aporte de fibra contribuye a regular el tránsito intestinal, revertir el estreñimiento y también a controlar los niveles de colesterol en sangre.

En lo que respecta a micronutrientes, en la quinoa encontramos en gran proporción minerales como el potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc, mientras que su aporte vitamínico viene dado por cantidades apreciables de vitaminas del grupo B, vitamina C y E y ácido fólico. A nivel calórico, la quinoa contiene un menor porcentaje de hidratos y es similar a los cereales tradicionales (alrededor de 360 calorías por cada 100 gramos de quinoa no cocida).

La quinoa posee un bajo índice glucémico y no aumenta los niveles de azúcar en sangre, siendo así apropiada para personas que padecen diabetes o que quieren adelgazar comiendo sano. Contemplando su equilibrada composición no es de extrañar que fuera denominada “el oro de los incas”, un verdadero tesoro nutricional llamado a ofrecer seguridad alimentaria en el próximo siglo, según la FAO.

Quinoa, una aliada para tus recetas

Previo lavado de las semillas, la quinoa se cocina hervida muy rápido, entre 15-20 minutos, y puede utilizarse en infinidad de platos desde el desayuno hasta el postre. Se puede tomar por la mañana como cualquier otro cereal de desayuno mezclada con fruta fresca, pasas, almendras y miel, incorporarla a una ensalada para almorzar, incluirla como ingrediente en hamburguesas, risottos o sopas, o consumirla en forma de crema junto a unas verduras salteadas a la hora de la cena.

En Muy en forma | Calabacines rellenos de quinoa

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.