¿Qué ocurre si consumo un producto caducado?

Comer un producto caducado entraña un riesgo, pero no en todos los productos proliferan los agentes infecciosos
20 de agosto de 2012
producto caducado

Tomar un alimento caducado podría desencadenar problemas de salud | Tartanna

Abres la nevera y, tras hacer una inspección visual, descubres un par de yogures que caducaron hace unos días. ¿Qué hacemos con ellos? En algunos hogares el producto irá a parar directamente a la basura. En otros casos quizás termine en un estómago agradecido. ¿Qué ocurre si tomamos un yogur pasado de fecha? ¿Y si no es un producto lácteo? El riesgo está ahí, pero lo que para algunos resulta inofensivo a otros les puede causar una intoxicación.

Es más probable que proliferen microbios patógenos en carne picada fresca, por citar un ejemplo, que en un producto ácido como el yogur. No faltan opiniones sobre un tema tan controvertido como es la duración de los alimentos. Pero parece que ahora más que nunca la crisis económica nos está obligando a apretarnos el cinturón, racionalizar el gasto y afinar con la cesta de la compra.

Fecha de caducidad vs. fecha de consumo preferente

¿Fecha de caducidad y fecha de consumo preferente son lo mismo? En ningún caso. Ambas hacen referencia a la vida útil del producto, pero no son equivalentes. La fecha de caducidad indica el plazo de tiempo en el que producto es seguro para el consumo. Pasado este período, ni las autoridades sanitarias ni el propio fabricante garantizan que esté en buen estado. La leyenda consumo preferente hace referencia al plazo a partir del que el alimento pierde sus propiedades organolépticas, pero su consumo no entraña ningún riesgo.

Esta etiqueta es la que deberían llevar los encurtidos, cereales, legumbres y conservas, que incluso pueden llegar a durar hasta 3 años. Sin darnos cuenta estamos desechando productos que nos resultan menos atractivos a la vista y el olfato pero que son igual de sanos, nutritivos y aptos para el consumo. El fabricante es el que decide la fecha de vida útil de los productos, plazo que algunos consideran demasiado cauteloso debido al impacto ambiental y social que genera el aumento de residuos alimenticios.

Lo más lógico sería que los fabricantes incluyan en el etiquetado tanto la fecha límite de venta como la de consumo preferente, así podríamos hacer un consumo responsable, ahorrar y, de paso, reducir la cantidad de residuos.

En mi humilde opinión, los datos que se le proporcionan a los consumidores carecen de rigor y claridad, de ahí que tengamos mayores dificultades para interpretarlos.

En Muy en forma | Aprende a leer la etiqueta nutricional de los alimentos

5 Comentarios
  1. Manuel
    Publicado el 20 agosto, 2012 a las 11:52 | Enlace

    Muy buen artículo Sonia.

    Yo ese queso caducado de la fotografia no me lo comeria jajaja

    • Sonia Brit
      Publicado el 21 agosto, 2012 a las 21:42 | Enlace

      ¡Muchas gracias, Manuel!

      A estas alturas, al queso le habrán salido gusanos por doquier.

  2. Coelus
    Publicado el 7 septiembre, 2014 a las 15:37 | Enlace

    Organoléptico: propiedad que se puede percibir por los sentidos.
    Fuente: Enciclopedia Encarta… no, broma… RAE

  3. Pedro
    Publicado el 18 enero, 2015 a las 09:49 | Enlace

    Hola, buen artículo. Yo me como muchas veces yogures con la fecha pasada pero con la seguridad de que en los lácteos es fácil apreciar el mal estado. Si la tapa está hinchada, o el inconfundible olor a agrio… En ambos casos a la basura directo.
    Saludos!

  4. Ana
    Publicado el 9 noviembre, 2016 a las 19:45 | Enlace

    Hola el problema mio, esque hace 3 dias me comi una natilla de chocolate y no me fijé que ta tenia 6 meses de caducidad, y me duele mucho la cabeza, mucho mareo y mucholor de tripa y vómitos, gracias

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.