¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad cutánea que se caracteriza por la presencia de placas enrojecidas y escamosas en la piel. A diferencia de lo que la gente cree, no se trata de una patología contagiosa. La psoriasis tiene consecuencias psicológicas y puede alterar gravemente la calidad de vida del paciente
26 de Junio de 2015
Etiquetas
qué es la psoriasis

Dos de las zonas más frecuentemente afectadas por la psoriasis son la cara y el cuero cabelludo | Trevor B.

La psoriasis es una enfermedad dermatológica de naturaleza inflamatoria que produce descamación. El tipo de psoriasis más frecuente se caracteriza por la presencia de parches o placas de piel enrojecida y escamosa, las cuales causan picor, escozor o dolor. Junto con la vasodilatación, constituyen los principales síntomas de la psoriasis.

A menudo estas lesiones cutáneas se localizan en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, los codos, la cara, el cuero cabelludo, las rodillas y otras partes de las piernas, pero también cabe la posibilidad de que aparezcan en las uñas, tanto de los pies como de las manos, en los genitales y en el interior de la boca.

Aunque la psoriasis se puede dar a cualquier edad, ocurre con mayor frecuencia en adultos. Se trata de una enfermedad crónica con una cierta predisposición genética que en ocasiones y de manera espontánea desaparece durante períodos de tiempos más o menos largos.

Causas

La psoriasis no es una enfermedad contagiosa provocada por algún microbio, sino que comienza en el sistema inmunitario. En la psoriasis, los linfocitos T presentes en la sangre atacan a las células que componen la epidermis o la capa más superficial de la piel. Estas se multiplican y generan esas placas de color rojo cubiertas por escamas blanquecinas o nacaradas.

Las personas con psoriasis a veces pueden notar una mejoría o un empeoramiento de la piel. Los factores que aceleran la aparición de la psoriasis y la agravan abarcan: infecciones, padecimiento de otra patología autoinmune (como la enfermedad de Chrohn), estrés o tensión psicológica, cambios en el clima, tabaco, ingesta de alcohol y toma de determinados medicamentos.

La psoriasis y su tratamiento

¿Cuál es el tratamiento de la psoriasis? ¿La psoriasis se cura por completo? No hablamos de una simple erupción cutánea, sino de una enfermedad compleja en la que intervienen múltiples factores, cuya causa exacta se desconoce a día de hoy. Supone una importante carga psicológica y un gran impacto emocional y puede mermar considerablemente la salud y la calidad de vida de quien la padece.

El tratamiento para la psoriasis se establece en base a la gravedad, el tamaño de las placas y el tipo de psoriasis. Según la extensión de las lesiones, se distinguen tres niveles de psoriasis:

  • Leve: menos del 10% de lesiones cutáneas
  • Moderada: superior al 10% de la superficie de la piel
  • Grave: superior al 20%, o localizada en zonas como la cara

Cuando un tratamiento falla, deja de funcionar o produce una mala reacción, el médico debe buscar un tratamiento alternativo. Los casos menos severos requieren tratamientos tópicos, que se aplican directamente a la piel, como pomadas y cremas con corticoides y vitamina D.

Si la psoriasis es moderada o grave, se recurre a tratamientos sistémicos clásicos (pastillas) y tratamientos biológicos, inyectados de manera subcutánea, o endovenosos. En España, salvo que estén contraindicados, primero se utilizan los fármacos; los biológicos solo se indican si hay riesgo. Aunque estos tratamientos resultan efectivos, cuentan con más efectos secundarios.

Los dermatólogos insisten en que no hay que dejar de acudir a la consulta ni tirar la toalla ante esta enfermedad crónica, puesto que con el tratamiento adecuado los pacientes con psoriasis pueden experimentar temporadas sin brotes.

A modo de remedio casero para el tratamiento de la psoriasis se emplea y se recomienda con frecuencia el uso de aloe vera, aplicado en gel, a poder ser totalmente natural, aplicado sobre las lesiones cutáneas.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.