¿Qué es la electroestimulación muscular? ¿Funciona?

La electroestimulación consiste en la reproducción de la contracción voluntaria mediante una serie de corrientes eléctricas
21 de marzo de 2012
que es electroestimulacion

Electroestimulación muscular: ¿funciona o es un timo? | David B.

El elevado número de engaños y estafas que circulan en el mundo del deporte hacen que los usuarios cada vez sea más escépticos ante la idea de contar con productos innovadores, también conocidos como “productos milagro“. Algunos de ellos no acaban de cuajar ni en los propios gimnasios, quizás por desconocimiento o por la imagen tan perjudicial que se les ha dado en la teletienda. Hoy vamos a centrarnos de lleno en una técnica de trabajo muscular pasivo, la denominada electroestimulación muscular o estimulación eléctrica muscular (EEM).

Pero ¿qué es la electroestimulación? La electroestimulación actúa sobre los puntos motores del músculo. A grandes rasgos, consiste en provocar la contracción de la fibra muscular a través de una serie de corrientes eléctricas, reguladas por un aparato. Se crea una diferencia de potencial entre unos electrodos de superficie, lo cual estimula el nervio motor y reproduce la contracción muscular voluntaria. Durante años, la estimulación eléctrica ha sido cuestionada; sobre ella giran opiniones muy controvertidas y dispares. ¿Funciona o por el contrario no sirve para nada?

En un estudio del Journal of Sports Medicine, que data del año 2007, se comprobó que su aplicación aislada permitiría ganar hasta un 9% de fuerza y volumen muscular. Además, en dicho estudio se expone que, usada de manera simultánea con el entrenamiento pliométrico (o de fuerza explosiva), mejoraría la capacidad de salto y sprint de los deportistas. Pero ¿podemos afirmar que la electroestimulación muscular reemplaza al entrenamiento físico? La respuesta parece clara: no, en absoluto. La electroestimulación sirve como ayuda y colabora con el mismo en el rendimiento, el incremento de la masa muscular y la fuerza.

La electroestimulación no sustituye a la práctica deportiva natural, ni es igual de efectiva. Sólo trabaja sobre las fibras musculares, dejando al margen a los tendones y articulaciones, por lo que podríamos considerarla más bien un complemento. Para beneficiarnos de esta terapia primero tendríamos que trabajar la base muscular, así como informarnos para ajustar la intensidad y saber qué camino seguir para alcanzar nuestros objetivos.

Aquí va uno de los mayores inconvenientes que presenta: tras las sesiones de estimulación eléctrica no tenemos la sensación de haber realizado actividad física alguna, ya que el sistema cardiovascular y el cerebro han tenido cero protagonismo. Aviso para los principiantes: la electroestimulación produce unas intensas agujetas, dado que el impulso eléctrico abarca más fibras musculares que la contracción voluntaria.

En Muy en forma | Tecarterapia, un método que acorta el tiempo de recuperación de los deportistas

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.