¿Qué es el aspartamo? ¿Es perjudicial para la salud?

El aspartamo es un edulcorante acalórico que tiene la capacidad de endulzar hasta 200 veces más que el azúcar. Según los expertos, no entraña ningún riesgo para la salud. Sin embargo, frecuentemente ha sido relacionado con enfermedades como el cáncer
4 de enero de 2012
Etiquetas
aspartamo que es

El aspartamo, un edulcorante cuestionado por su supuesta relación con el cáncer | Skarcha

Seguro que entre los ingredientes de infinidad de productos light que se comercializan en el mercado habréis leído el término aspartamo. Se trata de un edulcorante artificial no calórico que se emplea en diversidad de alimentos procesados, en chicles, dulces, helados e incluso en la mayoría de refrescos. Suele aparecer en las etiquetas de los productos bajo el código E-951, y su mayor ventaja es que tiene la capacidad de endulzar hasta 200 veces más que el azúcar común.

El aspartamo fue descubierto “accidentalmente” en 1965, aunque no empezó a distribuirse hasta los años 80. A grandes rasgos, estamos ante una combinación química que está compuesta por dos aminoácidos, como son la L-fenilalanina y el ácido L-aspártico, que además cuenta con un porcentaje de metanol. Millones de personas consumen a diario este edulcorante en alimentos y bebidas, con la idea de que es un ingrediente “totalmente inofensivo”. Pero ¿lo sabemos con certeza?

Alrededor del aspartamo giran muchos mitos. Lo cierto es que es un tema muy controvertido, que ha suscitado bastante polémica en los últimos años. El uso del aspartamo en la alimentación ha dado lugar a que existan dos posturas radicalmente enfrentadas: por un lado, hay informes de expertos que señalan que su consumo no entraña ningún riesgo para la salud; y por el otro, se alzan las voces de aquellos que consideran que el aspartamo es altamente perjudicial y peligroso para los consumidores, además de tener una larga lista de efectos secundarios y estar estar estrechamente ligado con numerosas enfermedades, entre ellas el cáncer.

El debate continúa abierto. Pese a que numerosas organizaciones internacionales han evaluado la inocuidad del aspartamo y se ha establecido un nivel de ingesta máxima, las dudas se hacen cada vez más latentes. Es difícil poder emitir un veredicto. Existen evidencias de que el aspartamo podría ser dañino para la salud, aunque parece que el consumo esporádico de alimentos que lo contengan no tendría efectos negativos sobre el organismo.

Según algunos estudios, sólo sería perjudicial si nos excediéramos en su ingesta. Ahora bien, teniendo en cuenta que está presente en más de 6.000 alimentos, e incluso en suplementos y productos farmacéuticos, nos atrevemos a lanzaros una pregunta: ¿seríamos capaces de contabilizar la cantidad exacta de aspartamo que consumimos a diario? Nadie puede garantizar que no aparezcan nuevos estudios que demuestren que el aspartamo es peligroso en pequeñas dosis, por lo tanto no está de más restringirlo o reemplazarlo por otras alternativas naturales.

En Muy en forma | La sacarina (y otros edulcorantes) y su relación con el cáncer

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.