¿Qué es la cistitis?

Se denomina cistitis a la infección de las vías urinarias o la vejiga generalmente causada por bacterias. Para combatir la cistitis se deben poner en práctica una serie de medidas higiénico-dietéticas que abarcan: adecuada limpieza de los genitales, tomar al menos un litro y medio de agua al día, evitar excitantes como el café y el té y orinar antes y después del acto sexual
19 de febrero de 2015
Etiquetas
qué es la cistitis

La cistitis es una enfermedad muy común en mujeres jóvenes | Muyenforma.com

Cualquiera que la haya sufrido sabe lo molesta e incómoda que resulta la cistitis, una enfermedad afecta mayoritariamente a mujeres en edad fértil con una vida sexual activa y a varones de más de 60 años. La población femenina es carne de cañón para la cistitis, una infección de las vías urinarias inferiores o la vejiga causada en la mayoría de los casos por la bacteria Escherichia coli.

La cistitis se puede evitar fácilmente llevando a cabo una serie de rutinas relacionadas con la higiene y la alimentación. Para plantarle cara a esta patología, conviene conocer las causas, los síntomas y los hábitos clave para combatirla, es decir, tener en cuenta una serie de consejos que son de utilidad en la prevención de la cistitis.

Causas

No solo existe una causa que explique por qué sufrimos cistitis. Esta infección puede producirse por diversas razones, muchas de las cuales se identifican con claridad: falta de higiene, retención urinaria, estreñimiento crónico, alteración de la flora vaginal por el uso de anticonceptivos, mantener el bikini húmedo durante mucho tiempo después del baño y el uso de tampones.

Sin embargo, según los expertos en urología, la principal causa de cistitis es la práctica de relaciones sexuales. El intercambio de fluidos durante el acto sexual favorece la entrada a la uretra de gérmenes responsables de las infecciones del tracto urinario. Dicho de otro modo, facilita la contaminación por el desplazamiento de los microbios.

Síntomas

La sintomatología asociada a esta infección bacteriana comprende: molestias en la parte baja del vientre (presión en la pelvis) y necesidad constante e imperiosa de orinar (aumento en la frecuencia de las micciones), pudiendo existir sensación de escozor o dolor.

Otros síntomas de la cistitis o la inflamación de la vejiga son fiebre, la incontinencia (disminución de la capacidad para retener la orina) y el dolor de la parte inferior de la espalda, así como durante el coito o el acto sexual.

La orina también puede presentar un color anormal, ser turbia, desprender un olor fuerte o fétido y contener sangre.

Tratamiento

Cuando aparecen algunos de los síntomas citados en el apartado anterior, se debe acudir a la consulta de un especialista para que el médico determine mediante pruebas diagnósticas concretas si se trata de un caso de cistitis. Por lo general, se lleva a cabo un análisis de orina a fin de rastrear glóbulos blancos, glóbulos rojos, bacterias y elementos químicos como los nitritos. Otra alternativa consiste en realizar un urocultivo que permita identificar la bacteria presente en la orina y prescribir el medicamento adecuado para el tratamiento de esta infección.

Aunque la cistitis puede solucionarse espontáneamente, en el caso de infección vesical leve se suele recomendar tomar antibióticos por vía oral. Es muy importante cumplir rigurosamente el tratamiento los días o el plazo de tiempo indicado por el facultativo a fin de evitar recaídas y la aparición de resistencias a las bacterias. El médico también puede prescribir algún fármaco para aliviar el dolor y la sensación de urgencia al orinar y mejorar la contracción y el vaciado de la vejiga.

Remedios y consejos para combatir la cistitis

“¿Qué es bueno tomar para la cistitis, doctor?”. Como adelantamos, las buenas medidas higiénico-dietéticas contribuyen a prevenir o evitar la cistitis. Fundamentalmente, hay que especial hincapié en la limpieza de la zona genital sin emplear productos irritantes o que puedan alterar la flora vaginal. La limpieza y el secado de los genitales se ha de efectuar de delante hacia atrás o de arriba a debajo, de una sola pasada, con el propósito de impedir que las bacterias de la región anal penetren en la uretra.

Otro de los consejos es beber al menos 1 litro y medio de agua al día para arrastrar las bacterias que se adquieren al tracto urinario. Asimismo, conviene hacer pis cada 2-3 horas, puesto que la proliferación bacteriana es mayor cuando la orina permanece en la vejiga. Es por ello que también se recomienda orinar antes y después de mantener relaciones sexuales. Siempre será mejor ducharse utilizando jabones neutros que bañarse.

Además de evitar las bebidas carbonatadas y excitantes como el alcohol o la cafeína, se debe vigilar la dieta y aumentar la ingesta de frutas y verduras con alto contenido en agua y en fibra. Según demuestran algunos estudios, el consumo diario de arándanos rojos es un remedio eficaz contra la cistitis recurrente.

Por último, se desaconseja realizar duchas vaginales, llevar prendas de vestir ajustadas y usar tapones y protectores o salvaslips a diario, puesto que no favorecen la transpiración de la piel sino la humedad de la zona genital.

Un comentario
  1. Miriam
    Publicado el 10 abril, 2017 a las 00:54 | Enlace

    Puedo hacer acuagym si tengo cistitis?

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.