¿Qué comen los superhéroes?

Según un estudio, los superhéroes y villanos podrían contribuir a promover un modelo de alimentación infantil más saludable
15 de noviembre de 2012
Etiquetas

superheroes alimentacion

Existe unanimidad de criterios en el que debería ser el patrón de alimentación infantil. La infancia constituye un período de aprendizaje en el que se establecen las bases para una correcta nutrición y se adquieren hábitos saludables de cara al futuro. El mensaje parece esclarecedor, la salud y el bienestar de los peques está en juego y los padres y educadores son el modelo a imitar, los encargados de transmitirles la importancia que tiene la alimentación para estar fuertes y sanos y prevenir enfermedades emergentes como la obesidad u otros desajustes del metabolismo.

El objetivo es alcanzar una dieta sana y equilibrada, y contamos con recursos suficientes para conseguirlo. Hay que intentar que los niños se involucren y participen activamente en hacer la compra, escoger los alimentos y ayudar a elaborarlos. Transmitirles que comer es divertido, ofrecerles snacks y meriendas más saludables y explicarles la importancia que tiene desayunar son cuestiones que recoge cualquier decálogo para una alimentación infantil sana.

Pero no son las únicas herramientas de las que disponemos, también podemos utilizar a los superhéroes para fomentar una alimentación saludable y combatir la epidemia de obesidad infantil. No se trata de que posen y alaben las virtudes de un determinado alimento, sino más bien de que los niños encuentren un nexo entre su imagen fuerte y vigorosa y la comida sana. Son conclusiones que se extraen de una reciente investigación publicada en la revista científica Pediatric Obesity.

A través de este estudio descubrimos que los niños poco a poco se van formando una idea de qué es y qué no es saludable. Cuando a los pequeños se les animaba a pensar qué alimento escogería un superhéroe a la hora de comer, acababan eligiendo platos saludables. Los expertos realizaron una prueba a veintidós niños de entre 6 y 12 años de edad, ofreciéndoles acompañar sus platos con patatas fritas o con gajos de manzana.

En dos ocasiones les consultaron qué preferían, y en la tercera, antes de formular la pregunta, les pidieron que indicaran si las fotos de comida que les iban mostrando eran o no saludables. En otro almuerzo utilizaron las imágenes de superhéroes y villanos y les preguntaron qué hubieran elegido ellos. En un principio sólo dos de los veintidós niños se decantaron por la manzana, pero tras el experimento hasta diez niños optaban por la manzana.

Esta asociación positiva entre la comida saludable y ese héroe valiente, enérgico y sin apenas defectos puede ser trasladada a los peques para favorecer la elección de alimentos sanos y nutritivos.

Visto en El Mundo
Fotografía | Roadkillbuddha
En Muy en forma | Cambiar el nombre a las verduras para fomentar su consumo entre los niños

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.