Propiedades de la pera

La pera contiene muy pocas calorías, es rica en agua y aporta minerales como el potasio y pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B, vitamina C y ácido fólico
26 de noviembre de 2014
Etiquetas,  
propiedades pera

La pera, una fruta repleta de propiedades saludables | Muyenforma.com

Aunque la pera no resulta especialmente atractiva por su fisonomía o el color de su piel, es una de las frutas más suculentas y sabrosas que nos ofrece la naturaleza. Apreciada durante milenios por sus propiedades medicinales, la pera es símbolo de longevidad y suele estar presente en los fruteros de muchos hogares cuando la temporada lo permite. Con forma de lágrima, tonalidades que van desde el rojo al verde pasando por el amarillo o el grisáceo y un sabor dulce y aromático, se presta a la preparación de recetas de lo más originales.

Pera: diurética, digestiva… y baja en calorías

Además de refrescante, ligera, deliciosa y nutritiva, la pera puede presumir de ser una de las frutas mejor toleradas por nuestro organismo y la menos alergénica, de ahí que su consumo esté indicado para todo el mundo. Y es que ya lo dice el refranero: “Peras, cuantas quieras”. Con más de una docena de variedades (william’s, limonera, blanquilla, conferencia o anjou, entre otras) logra afianzar su presencia en el mercado durante la mayor parte del año.

El consumo regular de esta fruta típica del Mediterráneo tiene efectos muy beneficiosos para nuestra salud. Diurética, depurativa, laxante, astringente, digestiva, hipotensora… Las virtudes de la pera pueden ocupar unos cuantos renglones fácilmente. La respuesta a por qué la pera cobra tanto interés para la prevención y el tratamiento de un gran abanico de dolencias hay que buscarla en los nutrientes y las sustancias fitoquímicas que esconde.

Tabla nutricional (por cada 100 gramos de pera): 
Calorías45
Grasas (g)0,0
Hidratos de carbono (g)
└ de los cuales, azúcares (g): 8
12
Fibra alimentaria (g)3
Proteínas (g)0,0
Potasio (mg)130
Magnesio (mg)8,4
Provitamina A (mcg)2
Vitamina C (mg)5,2
Vitamina E (mg)0,9
Ácido fólico (mcg)3
(g = gramos, mg = miligramos, mcg = microgramos)

Dos de las cualidades más destacables de la pera es su alto contenido en agua y escaso valor energético. Por ello resulta tan útil para cuidar la línea y conveniente en dietas de adelgazamiento. A este alto porcentaje de líquido se sumarían carbohidratos en forma de azúcares sencillos y fibra soluble e insoluble que regula la función intestinal y favorece la eliminación del colesterol.

Sin sobresalir por encima de otras frutas, la pera aporta minerales, sobre todo potasio, y cantidades moderadas de vitamina C, vitamina E, vitaminas del complejo B y ácido fólico.

Más propiedades saludables

Al igual que la manzana rallada o el membrillo maduro, la pera es rica en taninos con propiedades astringentes que desinflaman la mucosa intestinal y son eficaces en caso de diarreas y trastornos digestivos como la úlcera o la gastritis. Los compuestos fenólicos antioxidantes (ácido clorogénico, flavonoides y arbutina) abundan en la piel de la pera, y la concentración de ácido ascórbico o vitamina C cuatriplica la cantidad presente en la pulpa.

Con un bajo porcentaje de sodio e hidratos de carbono y un alto nivel de potasio, la pera es tolerada por los diabéticos y recomendable para las personas que sufren hipertensión arterial y afecciones del corazón.

Se asimila y se digiere muy bien, proporciona energía rápida, sacia y contiene pocas calorías, por lo que la pera es un tentempié adecuado si se quiere evitar el picoteo entre horas y despedirse de los kilos sobrantes: una pera de tamaño medio, de unos 170 gramos de peso, aporta aproximadamente 70 calorías, muchas menos de las que se ingieren con dulces y postres industriales (pasteles, bollos, flanes, yogures cremosos…).

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.