Propiedades del pepino

El pepino cuenta con unas excelentes propiedades cosméticas y es uno de los mejores diuréticos naturales que existen. Figura en dietas depurativas y de control de peso y se considera un remedio eficaz para suavizar y rehidratar la piel
4 de Agosto de 2014
Etiquetas
propiedades pepino

Gracias a sus propiedades, el pepino es un excelente bálsamo para la piel y un laxante natural | Jaquelina P.

Indudablemente, el pepino, cuyo nombre científico es Cucumis sativus, se encuentra entre los vegetales que aportan notas refrescantes con las que sobrellevar las insufribles y ya típicas olas de calor del mes de agosto. Popular en ensaladas y encurtidos con vinagre y especias, el pepino es una de las hortalizas más consumidas a nivel mundial y también una de las preferidas e imprescindibles en verano por su riqueza en agua y bajo contenido calórico.

Pertenece a la misma familia del melón, de la sandía y de hortalizas tan comunes en nuestros platos como la calabaza o el calabacín. Ya en el Antiguo Egipto la mismísima Cleopatra aprovechaba las propiedades benéficas del pepino como tratamiento de belleza. Quizás ni la faraona insaciable imaginaba por aquel entonces que el ingrediente secreto de su fórmula para mantener la piel radiante tenía otros tantos beneficios para la salud.

Bajo en calorías, ideal en dietas para adelgazar

Tabla nutricional (por cada 100 gramos de pepino): 
Calorías16
Hidratos de carbono (g)
└ de los cuales, azúcares (g): 1,67
3,63
Proteínas (g)0,65
Grasas (g)0,11
Fibra alimentaria (g)0,5
Magnesio (mg)13
Potasio (mg)147
Fósforo (mg)24
Hierro (mg)0,28
Calcio (mg)16
Folatos (mcg)13
Vitamina C (mg)6
(g = gramos, mg = miligramos, mcg = microgramos). Fuente: USDA

Dicha hortaliza, fruta para algunos, se compone mayoritariamente de agua (93%) y fibra, aunque también posee pequeñas cantidades de vitamina C y menores proporciones de vitamina B2 (riboflavina), B1 (tiamina) y folatos, además de nutrientes tales como fósforo, potasio, magnesio y silicio. No destaca por ser una gran fuente de minerales, sino más bien por su nulo contenido lipídico y reducido número de calorías (unas 15 calorías por cada 100 gramos), cualidades que convierten al pepino en un alimento must en dietas de adelgazamiento.

Si bien su consumo es adecuado para perder peso y combatir la obesidad, al mismo tiempo ayuda desintoxicar el organismo expulsando la retención de líquidos y limpiando el intestino de residuos fecales. Como diurético y laxante natural por excelencia, es muy recomendado para el tratamiento de infecciones urinarias.

El pepino, aliado digestivo

El pepino protege el estómago y mejora la digestión, aunque puede llegar a resultar indigesto si no se mastica bien y se come muy deprisa. De igual manera, deben tener cierta precaución con el pepino aquellas personas con tendencia a sufrir gases intestinales y/o diarreas.

En general se considera un buen aliado para prevenir el estreñimiento y regular la tensión arterial, dada su concentración de potasio, aunque su uso también está indicado para la prevención de enfermedades como la gota (acúmulo de cristales de ácido úrico en distintas regiones del cuerpo) y la artitris

Bueno para la piel

Además, el pepino es efectivo en el tratamiento del acné, quemaduras solares, dermatitis y otras afecciones cutáneas. Rejuvenece la piel y le aporta elasticidad, siendo capaz de reducir las manchas y arrugas y suavizar el cutis. Pero aquí no se acaban las propiedades cosméticas del pepino, porque constituye uno de los mejores relajantes tanto para los ojos como para los pies cansados. Si hablamos de remedios tópicos contra la inflamación de la piel, el pepino encabeza la lista: unas rodajas de pepino sobre los párpados es una gran solución para rebajar las ojeras después de una noche de juerga o de una jornada hasta arriba de trabajo.

En Muy en forma | Ensalada de pepino con salsa de yogur

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.