Propiedades del higo

El higo posee un sabor dulce y exquisito. Contiene cerca de 65 calorías por cada 100 gramos y aporta numerosas propiedades saludables: es fuente de carbohidratos, fibra, vitamina C, beta-carotenos y minerales como el potasio, magnesio, calcio y fósforo
17 de agosto de 2015
Etiquetas,  
propiedades del higo

El higo, una fruta repleta de propiedades curativas y medicinales | Allium

Botánicamente, el higo (Ficus carica) es una infrutescencia o un conjunto de frutos cuyo origen parece estar en Asia, aunque se cree que podría proceder de los países del Mediterráneo. Los frutos que produce la higuera entre el final del verano y el comienzo del otoño son muy apreciados por su dulce y sugerente sabor, pero también por las excelentes propiedades nutricionales que poseen.

Aunque arrastra la mala fama de ser bastante calórico y de engordar, el higo contiene cerca de 65 calorías por cada 100 gramos de peso, frente a las 50-55 que proporcionan tan frutas “tan ligeras” como la manzana, la piña o la naranja. La frágil y limitada estacionalidad del higo lo convierten en uno de los frutos más cotizados en el mercado.

Fuente de minerales y vitaminas

Tabla nutricional (por cada 100 gramos de higos): 
Calorías65
Hidratos de carbono (g)16
Proteínas (g)1,3
Grasas (g)0,5
Fibra alimentaria (g)2,5
Magnesio (mg)20
Potasio (mg)235
Calcio (mg)38
Provitamina A (mcg)25
Vitamina C (mg)3,5
(g = gramos, mg = miligramos, mcg = microgramos). Fuente: USDA

Los higos frescos poseen alrededor de un 80-90% de agua y son ricos en hidratos de carbono,  concretamente sacarosa, fructosa y glucosa. Destaca su contenido en fibra dietética, la cual les confiere un efecto laxante suave y eficaz para mejorar el tránsito intestinal y combatir el estreñimiento.

El higo también contiene diversos ácidos orgánicos y minerales tales como el potasio, magnesio, calcio y fósforo. Además, aporta vitamina C, provitamina A y pequeñas cantidades de vitaminas del complejo B.

Las características nutricionales del higo varían considerablemente cuando está seco. Una vez desecado estaría compuesto por menos de un 20% de agua y casi un 50% de azúcar. En comparación con los higos frescos, su valor calórico se multiplica por cuatro, rondando las 270 calorías por cada 100 gramos. El higo seco presenta, en cambio, una mayor concentración de potasio y fibra que los frescos.

Higos: energéticos, digestivos y saciantes

Gracias a su alto porcentaje de agua y su riqueza en carbohidratos, el higo hidrata y provee energía para afrontar la jornada con vitalidad.

Los higos favorecen la digestión y tienen propiedades emolientes, es decir, actúan suavizando las mucosas del tracto gastrointestinal. Al ser rico en fibra, produce sensación de saciedad y constituye un alimento a tener en cuenta en dietas para adelgazar.

Por otra parte, la presencia de antioxidantes ayuda a luchar contra el efecto dañino de los radicales libres y a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas y de cáncer. Dado su contenido en provitamina A en forma de beta-carotenos resulta un buen aliado para mantener la salud de la piel y protegernos del envejecimiento prematuro.

El elevado aporte de potasio y bajo de sodio del higo lo hacen recomendable en caso de hipertensión arterial y enfermedades del corazón. Dicho mineral contribuye a regular los líquidos corporales y le confiere un efecto diurético.

Cocinar con higos

En la temporada de higos conviene tener a mano una gran variedad de recetas en las cuales estos dulces y aromáticos frutos sean los protagonistas, puesto que maduran muy rápido y se deterioran fácilmente. A continuación te ofrecemos algunos trucos para cocinar con higos y disfrutar de su exquisito sabor y propiedades todo el año.

Los higos frescos no solo se pueden tomar de postre o para picar. Dan mucho juego en el mundo de la repostería en la elaboración de tartas, postres y confituras, pero también se utilizan en plato salados. Complementan a las carnes de caza y combinan de lujo con el jamón y los frutos secos.

El tradicional pan de higo, los canapés de higo con queso crema o cebolla caramelizada y las ensaladas de brotes verdes, nueces, mozzarella e higos son solo algunas sugerencias para deleitar el paladar.

En Muy en forma | 5 beneficios medicinales y curativos del higo

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.