Propiedades del tomate

El tomate es un fruto de la familia de las solanáceas, con incontables propiedades y beneficios para la salud. El licopeno convierte al tomate en uno de los alimentos más beneficiosos que existen para combatir la acción de los radicales libres
25 de septiembre de 2013
Etiquetas,  
tomate propiedades

El tomate tiene un efecto protector contra el cáncer y las enfermedades cardiovasculares | Merce (CC by 2.0, Flickr)

Con la cantidad de beneficios que tiene para la salud, no hay manera de que nos cansemos de comer tomate. Mucha gente lo desconoce, pero se trata de un fruto de la familia de las solanáceas que merece un hueco en nuestra despensa por las propiedades saludables y el efecto protector que ejerce contra el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

El tomate es protagonista indiscutible en infinidad de platos de la geografía española, a los que aporta color, sabor y una abundante cantidad y variedad de vitaminas y sales minerales. Destaca por ser una fuente de antioxidantes naturales, entre ellos el licopeno, un carotenoide responsable de su color rojizo y de su beneficiosa influencia en nuestro organismo. Estos compuestos son capaces de reducir el daño oxidativo que producen los radicales libres, contribuyendo a reducir el riesgo cardiovascular y a retrasar el envejecimiento.

La acción anticancerígena del tomate hace que parezca muy sensato recomendar su ingesta en el marco de una dieta variada y equilibrada. Además, contiene cantidades apreciables de vitamina C y E y minerales como el fósforo, calcio, sodio, hierro, zinc y potasio, el cual desempeña un papel esencial en muchas funciones fisiológicas. Presenta una elevada proporción de agua –alrededor del 95%– y aporta unas 20 calorías por cada 100 gramos.

Su alto contenido en fibra ayuda a regular la función intestinal y a prevenir el estreñimiento y los cálculos biliares. El tomate es beneficioso para eliminar toxinas y reducir la incidencia de infecciones del tracto urinario, y se considera útil para los que padecen hipertensión, colesterol elevado y gota.

El tomate no solo es un gran aliado para aquellas personas que necesitan disminuir su ingesta calórica, como apenas presenta contraindicaciones, es aconsejable a cualquier edad. Subrayamos que se debería incrementar el consumo de tomate en los casos de mayor riesgo riesgo de daño oxidativo: fumadores, diabéticos, deportistas, etc.

Como reza el sabio refranero: “No hay mala cocinera con tomates a su vera”. Convierte al tomate en un ingredientes imprescindible en tus platos para aprovechar todas sus propiedades y mantenerte sano. Puede formar parte de un guiso de verduras, pescados o carnes, servir como salsa, acompañar a pastas y arroces e intervenir en purés, sopas, gratinados y otras muchas recetas tradicionales y vanguardistas. A poco que empieces a experimentar, descubrirás que el tomate da muchísimo juego en la cocina.

En Muy en forma | Tomate kumato, el tomate de color negro

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.