Propiedades del salmón

Entre sus principales propiedades saludables, el salmón destacar por ser un pescado rico en grasas omega 3, beneficiosas para la salud del corazón. Contiene proteínas de alto valor biológico, minerales, entre los que destaca el yodo, y vitaminas liposolubles A y D. El consumo habitual de salmón es recomendable para la población general y más aún para quienes sufren problemas de tipo cardiovascular
8 de Febrero de 2016
Etiquetas
propiedades del salmón

El salmón, un pescado repleto de nutrientes y propiedades saludables | Kurman C. (CC by 2.0, Flickr)

El salmón es uno de los pescados más populares y vendidos a nivel mundial. La mayoría de los restaurantes de prestigio suelen incluirlo en su carta de menú y tiene fama de ser muy nutritivo y saludable. En el mercado podemos encontrar tanto salmón fresco o crudo como ahumado.

Desde el punto de vista gastronómico o culinario, el salmón sobresale por su versatilidad, textura y delicado sabor. Pero lo que verdaderamente nos interesa conocer del salmón son sus propiedades nutricionales, sus propiedades para la salud y sus propiedades curativas.

Rico en omega 3

El salmón es una excelente fuente de ácidos grasos omega 3, los cuales ayudan a reducir los niveles de colesterol y los triglicéridos. Además, fluidifican la sangre, previendo así la formación de coágulos o trombos en los vasos sanguíneos. Por ello, es especialmente recomendable consumir salmón cuando existen trastornos cardiovasculares.

Dichas grasas sirven de ayuda para disminuir el colesterol “malo”, el denominado colesterol LDL, el cual se acumula en las paredes de las arterias y va formando una placa que entorpece la circulación sanguínea, y, además, tienen la ventaja añadida de aumentar el colesterol “bueno” o HDL.

En definitiva, el consumo habitual de salmón resulta beneficioso tanto para las personas que presentan factores de riesgo para desarrollar enfermedades de los vasos sanguíneos y el corazón (hipercolesterolemia, hipertensión, diabetes, sobrepeso, obesidad…) o que hayan sufrido un episodio de enfermedad o accidente cerebrovascular como para la población general.

Fuente de proteínas, vitaminas y minerales

Como el resto de pescados, huevos, lácteos y productos cárnicos, el salmón contiene proteínas de calidad o de alto valor biológico, es decir, proteínas que poseen todos los aminoácidos esenciales que nuestro organismo no es capaz de sintetizar por sí mismo y que son indispensables para la vida humana.

Aunque aporta otros minerales, como potasio y fósforo, el salmón destaca por su contenido en magnesio y yodo. Este último es imprescindible para el correcto funcionamiento de la glándula tiroides y juega un papel fundamental para el desarrollo del cerebro.

En lo que respecta a vitaminas, el salmón concentra pequeñas cantidades de vitaminas hidrosolubles del complejo B, tales como B2 o riboflavina, B3 o niacina, B6 o piridoxina, B9 o folato y B12 o cobalamina. No obstante, las vitaminas liposolubles o solubles en grasa A y D son las que más abundan en la composición de este pescado.

Más propiedades del salmón

Las grasas omega 3 presentes en el salmón le confieren propiedades antiinflamatorias en enfermedades de las articulaciones. Pero además de reducir la inflamación, estos ácidos grasos podrían reducir el riesgo de padecer alzhéimer y párkinson.

Al parecer, las personas que consumen salmón habitualmente son menos propensas a sufrir episodios de depresión. Asimismo, la ingesta frecuente de este pescado azul se relaciona con la prevención de algunas afecciones oculares y hasta incluso del cáncer.

En Muy en forma | Receta saludable: papillote de salmón y verduras

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.