Propiedades del hinojo

El hinojo favorece la digestión y la eliminación de líquidos corporales, regula la menstruación y, además, ayuda a combatir la anemia.
29 de octubre de 2013
hinojo propiedades

El hinojo es alimento-medicina del que se aprovecha todo | Basswulf

El hinojo es una planta perenne aromática que se usa con fines terapéuticos desde tiempos ancestrales. Pertenece a la familia de las umbeliferas, de la cual forman parte también el apio, el cilantro, el eneldo y el perejil. De esta planta se aprovecha prácticamente todo, desde las raíces hasta las semillas, las cuales se emplean en la cocina y como remedio para mejorar problemas de salud. El hinojo tiene un sabor muy agradable que recuerda al anís y una textura semejante a la del apio.

Son muchas las propiedades del hinojo y múltiples los beneficios que se obtienen incorporándolo a la alimentación diaria. Equilibra las funciones del sistema digestivo y favorece la digestión, contribuyendo a reducir la hinchazón abdominal y a expulsar las flatulencias o gases. Además de aliviar las molestias intestinales y ayudar disminuir los cólicos abdominales o el dolor de estómago, abre el apetito y es diurético, por lo que está indicado en casos de obesidad, enfermedades reumáticas y cardíacas y otras patologías asociadas a la retención de líquidos.

A lo largo de los siglos, el hinojo se ha utilizado para regular la menstruación y aliviar los dolores que la acompañan. Asimismo, al ser rico en hierro y contener el aminoácido histidina, ayuda a combatir la anemia. El bulbo del hinojo es una excelente fuente de vitamina C, la que le confiere propiedades antioxidantes para luchar contra los radicales libres y fortalecer el sistema inmune.

Desde tiempos remotos, se le atribuye la capacidad de aumentar la líbido y la potencial sexual, así como de incrementar la secreción de leche durante el período de la lactancia materna. Por si fuera poco, es un antiespasmódico natural con valores expectorantes que resulta muy adecuado para tratar la inflamación de los bronquios y calmar la tos.

Las propiedades del hinojo pueden ayudarnos a controlar los niveles de colesterol en sangre y, por ende, a prevenir las enfermedades coronarias. Tiene propiedades antibacterianas y es útil para combatir el mal aliento o la halitosis. Además, el hinojo destaca por aportar fibra, folatos, así como vitaminas y minerales entre los que están el potasio, el fósforo, el hierro, el calcio y el magnesio.

Como posee en su composición un elevado porcentaje de agua y un bajo contenido calórico tiene cabida en cualquier dieta. Solo hace falta un poco de imaginación para incluir el hinojo en numerosos platos. Queda de lujo en ensaladas y en salsas para acompañar a carnes y pescados y está de rechupete en purés y cremas con las que conseguirás que los peques de la casa coman los alimentos que menos les agradan: las verduras.

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.