Propiedades del aceite de argán

El aceite de argán destaca por sus propiedades antioxidantes y regenerativas de la piel
18 de octubre de 2012
aceite argan propiedades

El aceite de argán aporta muchos beneficios saludables a la piel | Julie70

El argán, o Argania spinosa, es un árbol que pertenece a la familia Sapotaceae, característico de las zonas desérticas calcáreas del suroeste de Marruecos y del oeste de Argelia.

Es una planta espinosa de tronco grueso que puede alcanzar los 10 metros de longitud. Suele florecer en abril, pero el fruto no madura completamente hasta pasado un año, en torno a junio o julio del año siguiente. Dicho fruto posee una longitud de aproximadamente 4 centímetros, es de color verde y tiene una piel amarga y gruesa, aunque desprende un olor dulce. En su interior alberga varias semillas de forma almendrada, de las que se obtiene el aceite.

El aceite de argán está compuesto, principalmente, por ácidos grasos (omegas y linoléicos) y vitamina E. Cuenta con numerosas propiedades muy beneficiosas para el organismo, entre las que destacan su poder antioxidante, lo que se traduce en un efecto regenerativo para nuestra piel, ayudando a eliminar o disimular ciertas cicatrices y estrías, al tiempo que hidrata, suaviza y aporta elasticidad a la dermis; por lo que está altamente recomendado para tratar pieles secas, sensibles o envejecidas. Suele emplearse para realizar masajes, fortalecer uñas y cabello, aportando brillo y suavidad.

Es antiséptico, fungicida, e ideal para tratar las quemaduras solares y algunas enfermedades de la piel, como el acné y la psoriasis. Asimismo, es anticancerígeno y buen regulador del colesterol. También minimiza el dolor ocasionado por la artristis o reuma y favorece y facilita la digestión, previene la diabetes y enfermedades cardiovasculares.

En cuanto a su uso en la cocina, es bastante apreciado como condimento para ensaladas o en ciertos platos o postres típicos de Marruecos. Su ingesta aporta unas 70 calorías por cucharada pequeña.

Si queremos beneficiarnos de todas sus propiedades, debemos asegurarnos de que vamos a utilizar aceite de argán virgen, puro y 100% natural. Además, en el caso de pieles extremadamente sensibles es recomendable consultar a un médico antes de su aplicación.

El aceite de argán es conocido popularmente como “el oro líquido de Marruecos”, debido a su escasez y a la complejidad de su producción, ya que se elabora a través de un proceso artesanal llevado a cabo por las mujeres bereberes. Se obtiene a partir de las semillas que contiene el fruto en su interior. El proceso productivo se inicia tostando dichas semillas (solamente en el caso del aceite que va a ser utilizado en la cocina) y posteriormente se muelen hasta conseguir una especie de pasta, que después se almacena durante una semana hasta que está seca. Transcurrida la semana, se procede al prensado de la pasta ya seca, de donde se obtiene el aceite. El aceite resultante puede presentar dos tonalidades: amarillo claro, casi transparente, si está destinado a la cosmética; o un amarillo algo más oscuro, resultante de tostar las semillas, si el aceite ha de ser utilizado como condimento culinario.

En Muy en forma | Aceite de oliva para eliminar las manchas de la piel

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.