Propiedades de las endibias

27 de junio de 2012
Etiquetas

endibias propiedades

La endibia es una hortaliza que pertenece a la familia de las asteráceas (plantas cuya característica principal es que sus flores se forman por la fusión de miles de flores diminutas). Puede obtenerse mediante cultivo forzado o artificial. Su forma es cilíndrica y algo puntiaguda, y están formadas por cogollos de hojas compactas y lisas, con tonos que van desde el blanco por la parte inferior hasta el amarillento en su extremo superior. Se caracteriza por su sabor ligeramente amargo y su textura crujiente y refrescante.

Podemos situar su origen en el Mediterráneo, donde egipcios y griegos la tomaban cocida y cruda, en ensaladas, utilizando las raíces para fines curativos. Pero la endibia, tal y como la conocemos en la actualidad, no aparecería hasta casi el siglo XIX, cuando fue descubierta por casualidad en un pueblo cercano a Bruselas, donde un jardinero se dió cuenta de que las raíces que no eran alcanzadas por la luz daban lugar a unos brotes muy blancos y tiernos. A partir de entonces comenzaría a cultivarse y recibiría el nombre de endibia de Bruselas o Witloof.

El cultivo artificial de la endibia se basa en mantener la raíz en una cámara oscura, con ausencia total de luz para que, de esta manera, no pueda desarrollarse la clorofila y de ahí el color blanquecino de sus hojas.

En cuanto a sus propiedades, podemos decir que la endibia es uno de los vegetales más ricos en agua que existen, pues con casi un 95% de contenido en agua, se convierte en un buen diurético y un vegetal muy bajo en calorías (24 Kcal. por cada 100 gramos), por lo que resulta ideal para dietas de adelgazamiento, facilitando la eliminación de líquidos.

Su alto contenido en fibra es muy adecuado para regular el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento, al tiempo que favorece la eliminación de metales pesados de nuestro intestino, así como de otras sustancias, cuya acumulación podría ser tóxica y dar lugar a enfermedades como el cáncer.

La presencia de mucílagos (sustancia vegetal viscosa) en esta hortaliza resulta bastante beneficiosa para proteger la mucosa intestinal, evitando inflamaciones u otro tipo de molestias gástricas como los gases o la acidez de estómago; por lo que podemos decir que es una buena opción como digestivo, para que las comidas nos sienten bien.

Otra de sus propiedades a tener en cuenta es la mejora de la circulación de la sangre, evitando las concentraciones de grasa y, de este modo, ayudando a disminuir el colesterol.

El único “pero” que podríamos encontrar en la endibia es su bajo contenido en vitamina C, que suele estar presente en la mayoría de los vegetales. En el caso de la endibia, las particularidades de su cultivo –alejado de la luz– le impiden que sintetice la vitamina C. No obstante, sí que posee sustancias minerales muy importantes, como son el calcio, el magnesio o el sodio, y es muy rica en provitamina A (betacarotenos), lo que repercute en interesantes propiedades antioxidantes y anticancerígenas.

Por todas sus propiedades y por los grandes beneficios que aporta a nuestro cuerpo, así como por su sabor peculiar, la endibia debería ser la estrella de nuestras ensaladas de vez en cuando.

Fotografía | jlastras
En Muy en forma | Tomate, zanahoria y brócoli, los alimentos anticancerígenos más poderosos

2 Comentarios
  1. Alex Silvar
    Publicado el 1 octubre, 2014 a las 05:47 | Enlace

    Exelente recomendacion!!

  2. adriano suárez
    Publicado el 10 marzo, 2015 a las 08:50 | Enlace

    en los beneficios para la salud no habla del potasio , porque padezco de potasio en su nivel
    alto y veo que esta verdura si podria tomarla sin problemas. Me pueden ampliar más información. Grcias

DEJA UN COMENTARIO

*
*

Tu e-mail nunca se publicará. Los campos requeridos están marcados con un *
Al publicar un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.